Senador español: fui testigo de un "ataque" a la libertad en el Parlamento venezolano

Maroto, portavoz del PP en el Senado español, tomó la palabra por invitación de la diputada opositora Delsa Solórzano del partido Encuentro Ciudadano, cuando comenzó a recibir insultos y gritos desde la bancada chavista del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). EFE/Captura de video

Caracas, 26 nov (EFE).- El portavoz del Partido Popular (PP) en el Senado español, Javier Maroto, afirmó este martes que fue testigo de un ataque a la libertad en Venezuela, luego de que su intervención y la de otros compañeros en el Parlamento venezolano desatara una trifulca entre diputados opositores y chavistas.

"Hemos sido testigos de un hecho que va contra la libertad y la expresión y la normalidad democrática en este Parlamento, y esos testigos vamos a ser voces de la dignidad fuera de este país, en representación de todos los venezolanos", dijo Maroto en declaraciones a la prensa.

Acompañado del diputado José Ignacio Echániz, la secretaria de Relaciones Internacionales del PP, Valentina Martínez Ferro y la presidenta del Comité Electoral Nacional del partido, Belén Hoyo, Maroto destacó los "insultos personales" y las "descalificaciones" que tuvieron que aguantar por parte de los parlamentarios chavistas.

"Cuando en un Parlamento como este existe tal falta de libertad, cómo no lo estará pasando el pueblo venezolano cuando no hay testigos delante, esa es la conclusión que nos llevamos", dijo.

"Ha habido aspectos tan esperpénticos como tener que escuchar a diputados chavistas en un intento fallido de insultarnos al grito de: '¡Viva Cataluña libre!'. Quien defiende algo así y cree que con eso se está defendiendo la democracia no tiene ni la más remota idea de lo que significa esa palabra", agregó.

El Parlamento venezolano, de contundente mayoría opositora, fue escenario hoy de una reunión denominada "Encuentro parlamentario mundial por la democracia en Venezuela" en el que participaron también diputados de Costa Rica, Argentina, Italia, Nicaragua y Suiza.

La intervención por sorpresa de los senadores españoles Maroto y Echániz acabó en una trifulca con insultos entre los congresistas opositores y oficialistas.

Maroto tomó la palabra por invitación de la diputada opositora Delsa Solórzano del partido Encuentro Ciudadano, cuando comenzó a recibir insultos y gritos desde la bancada chavista del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Los insultos fueron respondidos por los opositores con salvas de aplausos y vivas a la "libertad".