Fin de semana soleado previo a la incursión de una lengua de frío el lunes

Madrid, 25 nov (EFE).- El último fin de semana de noviembre se prevé anticiclónico y con temperaturas suaves en las horas centrales del día, un respiro meteorológico antes de la incursión de una lengua de frío que desde el lunes, desplomará los termómetros en casi todo el país.

Los próximos días el tiempo será más "estable" que en días pasados en general, "se nos echa encima el anticiclón Atlántico", ha avanzado Rubén Del Campo, portavoz de Aemet quien advierte de que, sin embargo, este viernes aún podría haber chubascos fuertes en la costa catalana y en puntos de Baleares.

Respecto a la temperaturas, hoy las diurnas bajarán de forma casi generalizada, aunque todavía capitales de provincias como Castellón, Granada, Huelva, Málaga y Murcia marcarán máximas suaves entre los 20 y los 24 grados; por la noche, se espera un descenso en la meseta sur, y heladas débiles en montaña de la mitad norte del país.

El sábado será un día de cielos poco nubosos, salvo bancos de niebla matinales en zonas de la meseta norte y en la Cuenca del Ebro, y con vientos fuertes en el Cantábrico, nordeste de Cataluña y en el Estrecho, donde soplará el Levante; las temperaturas nocturnas bajarán y las diurnas ascenderán y habrá heladas de madrugada en zonas de montaña y de la meseta del centro y norte.

Este día las máximas rondarán los 18 a 20 grados en el Cantábrico y en el sur, e incluso se superarán los 22 grados en puntos de Guadalquivir, mientras que en el centro del país, el ambiente será algo más fresco, donde, por ejemplo, Madrid y Toledo registrarán 14 y 16 grados respectivamente.

El domingo, aunque amanecerá con una situación de cielos poco nubosos y con bancos de niebla en el nordeste y en puntos de la costa mediterránea, un frente irá penetrando por Galicia dejando lluvias abundantes que se extenderán por la tarde-noche al Cantábrico y a Castilla y León, con temperaturas que todavía subirán un poco más.

Esta jornada, las máximas descenderán en Galicia y Asturias, aumentarán en zonas del interior de la mitad sureste peninsular, y se mantendrán sin grandes cambios en el resto, donde destacan los 24 grados que marcará Granada ese día.

La próxima semana, el frente seguirá avanzando con lluvias, que, a su paso, afectarán sobre todo al norte y este peninsular, también a Baleares, para dar paso a un régimen de vientos del noroeste que favorecerá que "las temperaturas desciendan el lunes acusadamente y de forma generalizada", hasta 6 u 8 grados en puntos del interior.

La bajada de temperaturas continuará el martes para alcanzar "el miércoles el punto álgido del frío de la próxima semana", con heladas en amplias zonas del interior, sobre todo del norte y del este de la península, y con máximas que quedarán desde el lunes y hasta el miércoles por debajo de los 15 grados en la mayor parte del país.

"Se trata ya de frío propio de la época del año, incluso en algunos puntos algo más fresco de lo normal", ha matizado Del Campo.

En cuanto a las lluvias, el martes y miércoles afectarán sobre todo a Galicia, Cantábrico y Pirineos y Baleares, sin descartar, de forma muy débil a otros puntos de la Península, pero la probabilidad no es demasiado alta; la cota de nieve se situará en torno a unos 1.200 a 1.400 metros.

En las Canarias predominará durante los próximos días el régimen de vientos alisios que arrastrarán nubes en el norte de las islas de mayor relieve con alguna llovizna por allí y cielos más despejados en el sur y con temperaturas en descenso.

(c) Agencia EFE