Semana Mundial de la Lactancia Materna: ¿cuáles son sus beneficios?

La lactancia materna tiene grandes beneficios para el desarrollo cognitivo y físico del bebé, como señala la Organización Mundial de la Salud, que recomienda esta alimentación exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Pero amamantar también tiene ventajas para la salud de la madre, como menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama, cáncer de ovario o tumores. Se trata de una decisión en la que la mujer debe tener total autonomía, pero, en muchos casos, amamantar es un privilegio.

Para tratar los beneficios, prácticas, mitos y desafíos de la lactancia materna, France 24 habló con Vanessa Velasquez-Rousseau, consultora de lactancia materna por el IBCLC y miembro de la Asociación Canadiense de Consultoras de la Lactancia. Además, a través de su cuenta en Instagram @lactanciamitos, realiza una labor de pedagogía que llega a más de medio millón de personas.

France 24: La OMS recomienda la lactancia materna durante los seis primeros meses de vida del bebé y luego una prolongación hasta los dos años de edad, ¿qué beneficios tiene la leche materna para el desarrollo cognitivo y físico de los menores?

Vanessa Velasquez-Rousseau: Realmente tenemos que tener claro que la lactancia materna es el medio natural de alimentación de los bebés humanos. El beneficio está en el hecho de que contiene todo lo que un bebé necesita, no le falta nada ni tiene nada de sobra. Entonces, por defecto, tenemos que entender que es la manera natural de alimentar a los bebés para que se desarrollen en todo aspecto perfectamente.

France 24: La millonaria industria de la leche de fórmula, a través de la publicidad, también ha conseguido llegar a millones de madres, ¿cuáles son las consecuencias y los riesgos para el desarrollo de un neonato de alimentar a un bebé con leche de fórmula? ¿Existe un sobreconsumo?

VVR: Hay que saber separar la industria, la publicidad, para ese consumo excesivo de la fórmula del producto de la fórmula en sí, porque en muchísimos casos salva vidas. Hay que separar esta publicidad extrema de lo que significa la fórmula en sí como producto.

Sí hay un marketing, una publicidad que invita al uso excesivo y como la fórmula justamente se trata de un producto que está diseñado para nutrir a los bebés, para alimentar a los bebés, pero hasta el día de hoy no se ha logrado una fórmula que sea igual, mucho menos superior, a la lactancia materna.

Existen algunas desventajas por el uso de la fórmula porque carece de estos llamados "beneficios" que tiene la lactancia, pero realmente más que beneficios son anticuerpos inmunoglobulinas, son componentes presentes en la leche materna que son necesarios para el desarrollo adecuado de un bebé. Si vamos a la fórmula no es un producto nocivo, pero sí tiene algunas desventajas cuando se posiciona o se trata de comparar con la lactancia materna.

France 24: Hay estudios científicos que señalan que el amamantamiento durante un tiempo prolongado reduciría el riesgo de padecer cáncer de mama y otros tumores de tipo hormonal...

VVR: Esa lactancia que se extiende más allá de los 6 y 12 meses se ha demostrado que ayuda a disminuir los riesgos de cáncer, de tumores... No solamente es un acto que va a ser beneficioso desde todo punto de vista para el bebé, sino también para la mamá. Incluso ayuda a la madre a recuperar su peso, va a beneficiar su salud de manera generalizada, además de la salud de su bebé.

France 24: ¿Cuáles son los mitos más comunes alrededor de la lactancia materna?

VVR: Hay demasiados mitos en este tema, muchos por creencias pasadas de generación a generación. Muchos otros lamentablemente creados o consecuencia de la mismísima publicidad de la industria de las fórmulas. Entre estos, los más populares son creer que tener suficiente producción de leche es cuestión de suerte, que algunas mujeres o que la mayoría de las mujeres, lamentablemente, se cree de esta forma no tienen la capacidad de producir suficiente leche.

Esto es completamente falso. De hecho, el 95% de la población humana, de las mujeres que amamantan tienen la suficiente producción de leche para dar lactancia materna exclusiva a sus bebés si así lo desean. También hay un mito de que la calidad de la leche no es lo suficientemente buena o que le faltan nutrientes; esto también es completamente falso.

Y uno de los más dolorosos es pensar que algunas emociones como llorar o tener rabia pueden dañar la leche o hacerle daño al bebé cosa que también es completamente falsa porque nuestras emociones no pueden afectar los componentes de la leche materna.

Es necesario que haya formación en lactancia e incluso en consultoría de lactancia a todos los profesionales que entran en contacto con madres lactantes, no necesariamente pediatría. Todo profesional (de la salud) que entra en contacto con una mujer y esta mujer amamanta, necesita tener formación en lactancia materna.

France 24: Para millones de mujeres en todo el mundo dar pecho es un privilegio, ¿qué soluciones se puede ofrecer a las mujeres que quieran amamantar y seguir trabajando?

VVR: En algunos países, las políticas públicas de salud no están diseñadas en absoluto para ofrecer igualdad en oportunidades a las mujeres que a los hombres. La mayoría de estos países tienen un sistema patriarcal que está diseñado por hombres para hombres, para el beneficio del hombre, sin considerar que la mujer experimenta el embarazo. Esto es una decisión de cada mujer, si desea o no tener hijos, pero para las mujeres que escogen tener hijos aún existe un sistema que no está diseñado para ellas ni para sus bebés.

No se trata solamente de permitirle a la mamá amamantar a su bebé y contar con una licencia de maternidad que le permita amamantar al bebé. Ese contacto de madre y bebé es una necesidad del menor, es un derecho tener ese contacto madre e hije.

La mayoría de países que no cuentan con una licencia de maternidad de mínimo seis meses, se hace extremadamente cuesta arriba lograr una lactancia materna exclusiva o siquiera amamantar en muchísimos casos. Esto se sale de lo que todas las entidades y todas las instituciones públicas de salud a nivel mundial recomiendan; ya que todas recomiendan que se dé lactancia materna exclusiva por al menos seis meses y mantener la lactancia por al menos dos años, acompañada de alimentos.

Estas licencias, en algunos lugares, las quieren hacer ver, o esta misma sociedad patriarcal, la quiera hacer ver como unas vacaciones, cosa que no puede estar más lejos de la realidad. Es un trabajo no remunerado, extremadamente agotador, que no tiene horario ni fecha en el calendario ni vacaciones ni fines de semana. Es imperativo analizar la manera en la que las las políticas de salud pública rigen las licencias de maternidad o en la ausencia de licencia de maternidad, como es el caso de Estados Unidos, donde es prácticamente inexistente si es que la mamá o la mujer o la la persona lactante tiene el privilegio de siquiera disfrutar de algunas semanas.

En el caso de la población afroamericana, como existe un racismo sistemático, las posibilidades de la mujer afroamericana no son las mismas que de las de la mujer blanca o caucásica. Por defecto, suelen tener uno o hasta cuatro trabajos para poder mantenerse haciendo prácticamente lo imposible para amamantar a sus bebés. Los privilegios entre la mujer blanca y la mujer afroamericana puede que sean muy distintos y por supuesto esto va a afectar directamente las tasas de lactancia entre ellas.

France 24: Algunas activistas feministas critican este tipo de crianza, señalando que la lactancia materna recluye a las mujeres al ámbito del hogar... Y otra parte de la sociedad castiga como "malas madres" a aquellas mujeres que no dan el pecho...

El movimiento feminista realmente lo que busca es igualdad en derechos para que una mujer pueda decidir y tener la misma oportunidad de decidir si quiere quedarse en su casa y trabajar en la crianza de su hijo y su alimentación, o si desea regresar al trabajo.

El sistema patriarcal ha sido el que ha expuesto que la mujer debe permanecer en casa para criar a los hijos y atender al hombre, pero una vez este sistema se dio cuenta que estaba también necesitando de la mano de obra de la mujer, comenzó, muy a su comodidad y a su convenio, a decir que la mujer tenía que ser libre, tenía que ser independiente, tenía que ir al trabajo. Ahí hubo un cambio de discurso. De hecho esto también ocurrió al mismo tiempo que se comenzó a implementar el uso de la fórmula. Empezaron a salir estos slogans de "la fórmula te va a liberar o te va a permitir regresar al trabajo", pero realmente esto sigue siendo parte del mismísimo sistema que está tratando de decidir por la mujer.

En ninguno de los dos planteamientos la mujer que tiene un un bebé realmente está decidiendo lo que desea hacer porque realmente no tiene ese derecho igualitario de elegir. Normalmente la mamá que decide quedarse en casa depende directamente de tener una pareja que pueda proveer económicamente. A las mamás que no tienen la posibilidad económica de mantenerse, que no tienen la posibilidad de disfrutar de una licencia de maternidad paga que le permita criar, les toca regresar al trabajo o una lactancia en diferido o pasar a una alimentación con leche de fórmula.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente