La semana estará marcada por un vaivén de temperaturas propio de la primavera

Agencia EFE
·4 min de lectura

Madrid, 5 abr (EFE).- Un vaivén de temperaturas propio de la primavera marcará esta primera semana de abril que se dividirá en dos partes en lo meteorológico: la primera, hasta el miércoles, con frio en la mitad norte y ambiente templado en el sur, y la segunda, desde el jueves, con lluvias y más calor.

Según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), hoy lunes predominará el tiempo estable que estará marcado por cielos poco nubosos, aunque a lo largo del día podrían formarse nubes de evolución que darían lugar a chubascos acompañados de tormenta en el interior de Andalucía, sur de Castilla-La Mancha, puntos de la región de Murcia o de la Comunidad Valenciana y Baleares.

De noche aumentará la nubosidad en Cantabria, sin descartar allí alguna llovizna débil, mientras que los vientos soplarán del norte e intensos en el litoral gallego y el Ampurdán y las temperaturas subirán en general, superando los 25 grados en los valles del Guadiana y del Guadalquivir, así como en puntos de Cataluña y de la Comunidad Valenciana.

Mañana martes día 6 llega una masa de aire muy frío desde el centro del continente europeo que "rozará" a España y hará que bajen las temperaturas de manera notable en el tercio norte peninsular, donde los termómetros pueden llegar a marcar entre 8 y 10 grados menos que hoy lunes.

Llegarán también nubes abundantes al Cantábrico que dejarán lluvias débiles en la primera mitad del día, con cotas de nieve entre los 700 y los 800 metros, muy bajas para esta época.

En el resto de España predominarán los cielos pocos nubosos y sin lluvias, mientras las temperaturas subirán en el centro y sur peninsular y lo harán de manera notable en puntos del sureste.

Esta jornada estará marcada por los fuertes contrastes meteorológicos entre el tercio norte, que registrará valores de entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal en esta época, y la mitad sur de la Península, que tendrá entre 5 y 10 grados por encima de lo habitual, de modo que Vitoria, Pamplona o Burgos rondarán los 0 grados de mínima y no más de 10 de máxima, mientras que Sevilla, Córdoba o Murcia casi alcanzarán los 30 grados.

El miércoles 7 hará frío al amanecer en el interior y habrá heladas nocturnas en zonas de montaña, Meseta norte y páramos de la zona centro que pueden llegar a ser intensas en Pirineos, este de Castilla y León, nordeste de Castilla-La Mancha y sur de Aragón, donde en algunos puntos podrían bajar de los -5 grados, los -3 podrían alcanzar en Teruel y es posible que hiele en León, Ávila, Soria, Huesca, Burgos, Pamplona, Vitoria o Valladolid.

El mismo día la Aemet anuncia una bajada acusada de las temperaturas diurnas en la vertiente mediterránea, en muchos puntos con máximas de entre 10 y 12 grados inferiores a las del martes, de manera que en zonas de la Comunidad Valenciana o en Murcia capital se pasará de los casi 30 grados del martes a no mas de 18 o 19 grados el miércoles.

Las precipitaciones serán escasas, se producirán chubascos débiles en puntos del Mediterráneo y soplará viento del norte, cierzo y tramontana, aunque con tendencia a amainar.

El jueves 8 cambia el tiempo, cesa el viento del norte y suben las mínimas de manera que las heladas quedarán acotadas a zonas de montaña de la mitad norte y puntos aislados de páramos del centro, en tanto que las máximas aumentan en el tercio norte de manera notable, con registros de entre 20 y 22 grados en Vitoria o Burgos.

Asimismo, se superarán los 20 grados en otros lugares del tercio norte y de la mitad occidental de la Península, pero aún hará fresco en el litoral mediterráneo.

Lloverá débilmente en el área del Estrecho y Melilla y crecerán nubes de evolución diurna con chubascos tormentosos en zonas del interior, especialmente en áreas montañosas y próximas a las montañas altas de la mitad occidental peninsular.

El viernes llegará un frente que traerá posibilidad de lluvia en el noroeste, que el sábado se extenderá al resto de la mitad norte y el domingo al área mediterránea, con temperaturas que al final de la semana no cambiarán apenas respecto a la subida que experimentarán el jueves.

En el archipiélago canario soplarán los vientos alisios a lo largo de la semana, con nubes y posibles lluvias débiles en el norte de las islas más montañosas.

(c) Agencia EFE