Una semana basta: EEUU dice que quiere irse de Kabul el 31 de agosto, tras la amenaza talibán

·5 min de lectura
Los marines de EEUU vigilan el embarque de refugiados afganos, en el aeropuerto de Kabul.  (Photo: Sgt. Samuel Ruiz via AP)
Los marines de EEUU vigilan el embarque de refugiados afganos, en el aeropuerto de Kabul. (Photo: Sgt. Samuel Ruiz via AP)

El Gobierno de Estados Unidos insistió la pasada noche en su compromiso de culminar su repliegue de Afganistán para el próximo 31 de agosto, después de que los talibanes amenazaran con que habrá consecuencias si la fecha se extiende. Desde la Casa Blanca y el Pentágono se afanaron en reforzar el mensaje de que se está haciendo todo lo posible para cumplir con esa fecha.

Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense, Joe Biden, expresó su confianza en la capacidad de EE.UU. para evacuar a todos sus nacionales que quedan en Kabul y que quieren salir del país antes del 31 de agosto.

“En los días que quedan, creemos que tenemos los medios para sacar a los estadounidenses que quieran abandonar Kabul”, subrayó Sullivan en una rueda de prensa.

Aun así, no descartó que Biden pueda prorrogar para más allá del 31 de agosto la evacuación y la retirada de las tropas, y se limitó a indicar que Washington mantiene contactos “directos” y diarios con los talibanes, que se oponen a la ampliación de ese plazo.

Sin embargo, Sullivan resaltó que EEUU está “superando las expectativas” en el sentido de la velocidad con la que se están llevando a cabo las evacuaciones, y espera por tanto poder concluir el proceso antes de que llegue esa fecha.

Acelerando

Tras el caos vivido la semana pasada con vuelos semivacíos que partían del aeropuerto de Kabul, las fuerzas estadounidenses han acelerado el ritmo de la evacuación de sus nacionales y colaboradores afganos del país centroasiático.

Entre el domingo y el lunes, más 16.000 personas fueron evacuadas de la capital afgana en los aviones militares estadounidenses y de la coalición internacional, y ascienden ya a 37.000 las que EEUU ha sacado de suelo afgano desde el 14 de agosto.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, pidió el domingo la ayuda de varias aerolíneas comerciales de EEUU en las labores de evacuación. Además, EEUU está enviando a algunos de los evacuados a “refugios seguros temporales” en Europa y Oriente Medio, incluyendo bases estadounidenses en España, Italia, Alemania, Baréin, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos (UEA), recordó este lunes el subdirector de Logística del Estado Mayor de EEUU, el general Hank Taylor.

“Valoramos profundamente el apoyo de estos países -agregó Taylor en una rueda de prensa-. Esta es una afirmación verdadera de la importancia de nuestras alianzas y colaboraciones”.

El aviso de los veteranos

Una coalición de veteranos de guerra y organizaciones de defensa ha valorado el proceso de evacuación de los militares y aliados afganos y ha advertido de que incumplir ese compromiso supondría un riesgo para la seguridad nacional y dañaría la reputación del país. En una misiva difundida en Twitter, unas 45 organizaciones pidieron una reunión con el presidente Biden para expresar su preocupación por “el destino” de sus socios en tiempos de guerra.

“No cumplir nuestras obligaciones con estos afganos no sólo supondría un riesgo para la seguridad nacional -perjudicando la reputación de EE.UU. en el extranjero y erosionando la confianza en nuestras fuerzas armadas, que es fundamental para futuras operaciones- sino que también condenaría a los veteranos y supervivientes del conflicto de Afganistán a una vida de daños morales”, advirtieron.

En ese contexto, pidieron que se garantice una “evacuación segura” de los estadounidenses, los aliados y socios afganos.

Además, solicitaron que se asegure el aeropuerto de Kabul y sus rutas de acceso para permitir “el paso seguro y eficaz” de quienes serán evacuados.

Johnson quiere más tiempo

Biden conversó este lunes por teléfono con el primer ministro británico, Boris Johnson, quien quiere que el presidente estadounidense amplíe el plazo de retirada más allá del 31 de agosto, algo que también han pedido otros países europeos, como Francia.

Sullivan no quiso aclarar si Biden le dio una respuesta a Johnson e insistió en que el presidente mantiene esa opción sobre la mesa, pero que por ahora está centrado en intentar sacar a los estadounidenses del país antes de que llegue ese día.

Johnson presidirá este martes una reunión virtual del G7 en la que participará Biden, quien está “dispuesto a conversar” con el resto de líderes del grupo sobre “el calendario” para completar las evacuaciones, afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en una rueda de prensa.

Imagen de satélite que muestra las aglomeraciones en las afueras del aeropuerto de Kabul, la capital afgana.  (Photo: MAXAR TECHNOLOGIES HANDOUT / EFE)
Imagen de satélite que muestra las aglomeraciones en las afueras del aeropuerto de Kabul, la capital afgana. (Photo: MAXAR TECHNOLOGIES HANDOUT / EFE)

Gracias a España, Italia y Alemania

Desde el Departamento de Estado, el portavoz de Exteriores, Ned Price, apuntó que en concreto España, Italia y Alemania se han comprometido a tramitar los casos 15.000 colaboradores afganos para que puedan luego ser reasentados a EEUU.

En suma, con todos estos esfuerzos, EEUU “intenta” culminar las evacuaciones y la retirada para el 31 de agosto, remarcó el portavoz del Pentágono, John Kirby. “Estamos centrados en terminar esto para finales de mes”, subrayó Kirby.

El Gobierno norteamericano o ha confirmado el número exacto de estadounidenses ni de afganos que quedan por evacuar de Afganistán.

Sullivan señaló que, en el caso de los afganos que colaboraron con las tropas internacionales y que ahora están en peligro, EEUU planea “seguir sacándolos del país incluso después de que se hayan ido las fuerzas militares estadounidenses”, sin aclarar cómo.

Biden afirmó el domingo que espera cumplir con la evacuación para el próximo 31 de agosto, aunque advirtió que podría ampliarse el plazo dado el peligro en el aeropuerto de Kabul y el riesgo de ataques terroristas.

Tensión en el aeropuerto

De acuerdo con los datos proporcionados por el Departamento de Defensa este lunes, actualmente hay desplegados 5.800 soldados estadounidenses en el aeropuerto de Kabul para garantizar la seguridad, tras el ascenso de los talibanes al poder.

En una entrevista con Sky News, el portavoz de los talibanes, Suhail Shaheen, avisó que la fecha del 31 de agosto debe cumplirse, ya que la ven como “una línea roja” sobre los límites que han sido permitidos para la retirada. Y advirtió que una prolongación de las evacuaciones creará desconfianza entre los talibanes: “Si hay intención de continuar la ocupación, esto provocará una reacción”, destacó Shaheen.

Desde el Pentágono, el jefe del Comando de Transporte de las Fuerzas Armadas de EEUU (USTRANSCOM), Stephen Lyons, aseguró que están haciendo todos los esfuerzos posibles para sacar a todos los estadounidenses y colaboradores que quieran salir de Afganistán. “Estamos trabajando de cerca con el Comando Central en las operaciones potenciales para cerrar la misión para el 31 de agosto, esta ha sido la orden dada por el presidente y estamos comprometidos con ello”, zanjó.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente