Un semáforo recuerda a Chiquito de la Calzada en su barrio malagueño

·3 min de lectura

Chiquito de la Calzada, el humorista malagueño más querido, sigue sacando sonrisas y carcajadas a los vecinos de su barrio, gracias a la instalación de un semáforo que reproduce las frases más célebres del cómico y sus movimientos corporales únicos.

La inauguración de este semáforo, de carácter ornamental, ha congregado este jueves a medio centenar de personas, entre vecinos, autoridades y humoristas, para volver a recordar a Gregorio Sánchez y reír con algunas de sus míticas expresiones como ”¡Quiétorrr!”, “¡Al atáquerrr!”, “Hasta luego, Lucas” o “Siete caballos vienen de Bonanza”, entre otras.

Un grupo de alumnos de Formación Profesional y sus profesores en la Escuela Ave María de la capital malagueña desarrollaron este proyecto durante un mes y medio en absoluto secreto tras recibir la propuesta del Ayuntamiento de la ciudad y, por fin, los malagueños pueden disfrutar de esta peculiar obra.

Antonio Pérez, vecino del barrio, cree que los homenajes “deben ser en vida”, aunque valora que el Ayuntamiento haya dispuesto este semáforo para reforzar ese recordatorio a Chiquito y “tenerlo presente a diario”.

Para Yolanda González, fan de Chiquito, este es un homenaje “muy bonito” a una persona a la que “admira mucho”.

Flor Paradas se enorgullece de que este homenaje “chulísimo” haya sido creado en el barrio, mientras que su marido, Rafael Cortés, señala que Chiquito era un tipo muy cordial y “una buenísima persona” que siempre tenía una sonrisa y estaba dispuesto a saludar, por lo que “tardaba tres horas en cruzar la calle”.

Con una fase roja de 40 segundos y otra verde de 60, que se pueden modificar, el semáforo no está homologado para que se instale en un lugar para regular el tráfico, por lo que su función es sólo ornamental, dedicada aa quienes quieran ver el movimiento del humorista y escuchar sus hilarantes frases.

Algunas como “Le voy a poner una multa que no se la va a quitar ni Perry Mason”, “Relájate”, “Eres un torpedo”, “¿Te das cuen?”, “Usted se mueve más que los precios”, “Que me voy a cagar en tus muelas”, “No puedo, no puedo, no puedo”, “¡Cobarde! ¡Fistro! ¡Pecador!” o “No te digo trigo por no llamarte Rodrigo”.

Fernando Martín, madrileño que veranea en la Costa del Sol, asegura que este semáforo ya es “un símbolo muy bueno” para la barriada de Huelin, donde vivía Chiquito, recuerda la frase “Me cago en tus muelas” como su favorita y agradece al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, por hacer recordar a “un tío cojonudo”.

Al acto de inauguración ha acudido el regidor, que ha señalado que este semáforo es un “hito” para recordar la figura de Chiquito, que es “inolvidable” e irrepetible”, y el presidente de la Asociación del Humorismo Español (ASHUMES), Tony Antonio, que destaca al humorista como “uno de los grandes” a los que recordar “toda la vida”.

Los vecinos que han soportado las calurosas temperaturas han acompañado a los amigos y familiares de Chiquito de la Calzada, que ha vuelto a unir a las personas como él mejor sabe, haciéndolas reír juntas y, Además, ha conseguido lo impensable: regular el tránsito de la zona sin que el semáforo esté en un paso de cebra.

Chiquito amaba a Málaga de la misma manera que la ciudad ama al humorista, como se pudo observar a finales de 2021, cuando las autoridades locales dedicaron a Gregorio una estatua de bronce de casi dos metros promovida por ASHUMES, que otorgará en 2023 un premio institucional, Sancho Panza del Humor, al alcalde de Málaga por recordar al cómico malagueño.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente