Seis naciones primera jornada

Cronológicamente hablando, todo arranca a las 15 horas CET con el Francia-Italia.

Una Francia desposeida de orgullo, señas de identidad y autoestima. Un momento muy delicado en el que la elección es entre potencia o velocidad, en una nación que ha tenido unas señas de identidad de inmensa personalidad.

Cualquier referencia a ancestros como el ‘rugby champán’ no dejan de ser hueros intentos de recuperar autoestima. El ‘rugby champán’ es imposible dadas las condiciones del juego actual, de desgaste mineral en el orden cerrado y una sucesión de percusiones sin pausa en el abierto, sin espacio casi para obtener velocidad de crucero en las tres primeras zancadas. Nadie concede espacio para dar tres zancadas. La única alternativa, mover el balón a gran velocidad, como hicieron All Blacks en el Mundial.

Se ha puesto de moda medir mediante GPS colocado en ese bultito que los jugadores tienen en la espalda, el número de kilómetros que cada uno recorre. Está muy bien, pero eso es cantidad y ahora cada vez más habrá que medir LA CALIDAD TÁCTICA de las carreras.

Francia envía señales de optar por la velocidad. Prescinde del tractor Bastareaud,al tiempo que presenta dos pilieres que la pueden romper en las melés: 1Ben Arous y 3Slimard y el jugador en el que están puestas todas las miradas: Bezy, el medio melé que va a hacer correr a todo el mundo. Correr. Velocidad. Huecos. La línea lanzada. Lo más parecido a…

ESCOCIA-INGLATERRA

Hace años que Escocia no tiene sobre el papel una oportunidad como la de este 2016 en la Calcutta Cup, ya sabéis, el enfrentamiento más antiguo de la historia del rugby, 1879 nada menos, todos de rodillas.

Inglaterra es un enfermo al que acaban de sacar de la UVI y ya en planta, le dan calditos y esas cosas. Es un equipo poderoso, con una magnifica segunda línea… pero en delantera tiene dos defectos que Escocia puede explotar al máximo: El enfrentamiento entre el 1 inglés, Marler y el 3 escoces, Nel, que dió en el mundial un curso en la posición más difícil de la primera línea, la de ‘cabeza cerrada’. Por ahí resopla, Jones. Lo otro es lo de la nueva concepción de la tercera línea. Nada de ocho pesado y potente… TRES SIETES en jauría. Ya lo hace Gales, cuyo número 8 Faletau corre como un gamo, pero de eso hablaremos mañana.

Los TRES SIETES de Escocia, Barclay, Hardie, Denton, repartiendo gloriosamente. Ahí, justamente ahí, está el partido, junto con la capacidad táctica de Laidlaw a la hora de distribuir. Los Gray a por el lineout y a placar como terceras… Pero todo empieza con Nel desdibujando la primera linea inglesa, comandada por el nuevo capitán, Hartley.

SCOTLAND FOREVER, naturalmente

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente