Seijo (ErNE): Gobierno vasco abandonó a ertzainas en el peor momento de ETA

·3 min de lectura

Bilbao, 14 may (EFE).- El próximo martes Roberto Seijo dará el relevo a Sergio Gómez al frente de la Secretaría General de ErNE, el sindicato mayoritario de la Ertzaintza. Se va con el convencimiento de que siempre actuó con "honestidad" y con un reproche al Gobierno vasco: que abandonara a los ertzainas en el peor momento del terrorismo de ETA.

Fue en 1996 cuando Seijo entró en la ejecutiva del sindicato que dirigía Iñaki Castro, un secretario general que "nunca dio un paso atrás ante las amenazas de ETA", enfatiza el aún líder de ErNE en una entrevista con Efe.

Ya en 2006 recogió el testigo de la mano de Castro y desde entonces ha estado al frente de un sindicato que ha sido el "azote" del Departamento de Seguridad en defensa de los derechos de los agentes de la policía vasca.

Pregunta.- En el plano personal, ¿cuál es el balance de estos 16 años al frente de ErNE y de 26 en la Ejecutiva?

Respuesta.- Dejo la Secretaría General creyendo que actué siempre con honestidad y que lo di todo por los policías. Solo me queda un debe en lo personal: haber hecho más por los familiares de las víctimas del terrorismo y de los compañeros que sufrieron las consecuencias violentas de ese terrorismo, porque siempre es poco lo que hacemos.

P.- ¿Cómo ha cambiado la Ertzaintza en este tiempo?

R.- Ha cambiado mucho. Vivimos con el terror de ETA y su violencia hacia nosotros durante treinta años y me siento orgulloso de los compañeros porque se mantuvieron dándolo todo aun cuando los responsables políticos no estuvieron a la altura, porque siempre fueron tarde a la hora de dotarnos de medidas y de medios tanto para protegernos del terrorismo, como para combatirlo.

P.- De la "pelea" con el Departamento, ¿con qué se queda?

R.- Me quedo con la defensa que siempre he hecho por los derechos de toda la Policía vasca y con que nunca me eché para atrás para denunciar públicamente lo que se hacía mal o se ocultaba.

Durante estos años se han conseguido muchas cosas, como las 35 horas semanales en la Ertzaintza, de la que nos habían excluido; el cambio de escala de la D a la C; el adelanto de la jubilación a los 59-60 años; los convenios firmados; la carrera profesional horizontal, aunque su desarrollo fue impuesto y discriminatorio; y el sistema modulado por edad.

P.- ¿Qué espinita no ha podido sacarse?

R.- Podía haber hecho más por mis compañeros cuando ETA nos estaba asesinando. Siempre se puede hacer más.

P.- Como policía y como sindicalista ha vivido momentos muy duros por el terrorismo de ETA, que también se ha cobrado víctimas entre sus compañeros ¿Se han sentido respaldados?

R.- Nos han tenido abandonados durante mucho tiempo y durante los peores momentos de la violencia de ETA. Recuerdo a un viceconsejero que dijo que ser víctimas del terrorismo era un accidente de trabajo. He visto también cómo hacían el avestruz en muchas de las políticas para combatirlo y eso lo fuimos pagando toda la sociedad, pero en primera persona muchos ertzainas y policías locales.

P.- Tras el cese de la violencia de ETA, la Ertzaintza afronta otros retos importantes en materia de seguridad. ¿Está lo suficientemente preparada? ¿Qué necesitaría más?

R.- Necesita más formación, más medios y unos dirigentes políticos que defiendan a los policías vascos cuando atentan contra nosotros, personándose en todos las actuaciones que resultemos con lesiones. Necesita también un modelo policial preventivo y presencial, algo a lo que se niega el Departamento.

También se echan en falta unidades especializadas en la lucha contra el narcotráfico o contra las bandas juveniles violentas, por poner solo dos ejemplos.

P.- ErNE ha apoyado las reivindicaciones de los sindicatos policiales y asociaciones de la Guardia Civil de mejora y equiparación salarial, aunque con algún pero....

R.- Nosotros queremos que ellos mejoren sus salarios, pero también queremos algunos de los derechos que han adquirido los que trabajan en Euskadi y que nosotros no tenemos. O sea, queremos que la equiparación sea para todos.

Sagrario Ortega

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente