El sector del vidrio rechaza la reducción de consumo de gas natural propuesta por Bruselas

·2 min de lectura

No hay vidrio sin gas. Es la respuesta de los fabricantes de vidrio de Europa a la propuesta de la Unión Europea de reducir el consumo de gas natural en un 15% para el próximo mes de marzo.

La perdición del sector

Esta industria emplea a unas 200 000 personas de forma directa, más unos 600 000 empleos indirectos. Sus representantes aseguran que no contar con el gas natural necesario para fabricar el vidrio supondría su perdición, y causaría graves daños a las plantas y a las cadenas de suministro de sectores como el alimentario, farmacéutico, automovilístico y de construcción.

"No deberíamos parar el sector, este en particular, para evitar que esa falta de gas provoque daños duraderos en las instalaciones industriales. Porque estamos básicamente acabando con la industria del vidrio", mantiene Bertrand Cazes, responsable de la asociación sectorial europea Glass for Europe. "Tenemos que evitarlo. Necesitamos que la industria del vidrio continúe dando suministro a los sectores alimentarios y de bebidas, necesitamos que los productos de vidrio ahorren energía en los edificios, crear energía más renovables con la fotovoltaica o el viento".

El vidrio está en todas partes

Desde paneles solares a teléfonos móviles, los fabricantes esgrimen que el vidrio es necesario para todo. Están probándose otras fuentes de energía, como el hidrógeno, pero aún se necesitan más tiempo y pruebas. La razón de esta dependencia del gas es el calor requerido en el proceso de fabricación.

"Es uno de los procesos con temperaturas más altas que existe. Por supuesto, para alcanzar esas temperaturas, necesitas energía para calentar los hornos. Y en la actualidad se hace sobre todo con gas natural, una forma de ahorrar CO2", señala Cazes.

El sector químico y el farmacéutico tampoco están de acuerdo

Ante la propuesta de la Comisión Europea, el sector químico, que se apoya aún más en el gas natural, pide la creación de unas directrices.

Las grandes farmacéuticas advierten, a su vez, contra el racionamiento energético.

Los países de la Unión Europea también han expresado su preocupación: Polonia, España, Portugal y Grecia esperan suavizar los objetivos. No están de acuerdo con la reducción del 15%. España fue el primero en oponerse a la medida.

Consejo extraordinario en Bruselas

Los ministros de Energía de los 27 estudiarán las propuestas este martes en Bruselas. Aunque en las conversaciones de estos días se mantiene el objetivo de un recorte del 15 % en el consumo, se han planteado modificaciones que permitirían a los países pedir derogaciones por una serie de motivos, como la situación geográfica.

Por el contrario, Alemania, muy dependiente del gas ruso, se ha mostrado desde el primer momento totalmente favorable a la propuesta de Bruselas y de la presidenta de la Comisión, la alemana von der Leyen,

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente