El sector sanitario francés protesta por la crisis en los hospitales públicos

·3 min de lectura

Diferentes sindicatos de profesionales de la salud se manifestaron en contra del Gobierno para exigir mejores condiciones laborales, como el aumento de su salario y más personal. Además, han sido críticos con la reciente propuesta hecha por el presidente Emmanuel Macron, denominada “misión flash” para determinar en un mes cuales son las falencias del sistema sanitario. Todo esto ocurre a unos pocos días de celebrarse las elecciones legislativas.

Los trabajadores del sector de la salud iniciaron su primera jornada de manifestaciones en el segundo mandato del presidente francés Emmanuel Macron. Exigen que las condiciones laborales mejoren con ello un aumento de su salario, mayor personal, mejorar el servicio de los hospitales públicos entre otros.

Por medio de un comunicado han denunciado que las condiciones laborales están “extremadamente degradadas", han indicado también que esto conduce a "una verdadera pérdida de oportunidades para las personas necesitadas".

En París, las manifestaciones tuvieron lugar en los exteriores del Ministerio de Salud, mientras que en Estrasburgo también denuncian el deterioro de los hospitales. "No se escatima ningún servicio, el hospital público se muere por falta de medios", afirmó el responsable local de la CGT, Pierre Wach.

La movilización también tuvo lugar en localidades más pequeñas, como Aurillac, Epernay o Cherburgo, donde Emmanuel Macron llegó la semana pasada para anunciar un plan denominado como "misión flash", para determinar el estado de los servicios de emergencia.

Reacciones encontradas sobre la “misión flash”

Por la falta de personal, al menos 120 servicios se han visto obligados a limitar su actividad o se alistan para ello, según ha indicado la asociación Samu-Urgences de France en un reciente recuento en mayo. Además, su presidente, François Braun, será el encargado de informar las conclusiones de la "misión flash" al Elíseo a finales de junio.

El 31 de mayo, el presidente francés se comprometió en un tiempo de un mes a determinar el estado del sector de la salud para así, poder tomar medidas que afronten la seria situación.

Pero para su contrincante Marine Le Pen, "esta medida tiene un único interés. Tener ventaja en las elecciones legislativas" del 12 y 19 de junio. Este método tampoco convence al primer sindicato francés: "Se acabó el tiempo de las investigaciones", dijo el secretario general de la CFDT, (Confederación Francesa Democrática del Trabajo) Laurent Berger, en una columna en el medio Liberation.

El campo, el más golpeado

Varios profesionales de las zonas rurales aseguran que el tiempo se agota. "Corremos el riesgo de estar en una situación muy, muy problemática este verano", alertó el jefe del departamento de emergencias del hospital en RTL Avicenna en Bobigny (Seine-Saint-Denis), Frédéric Adne.

Varias de las quejas han sido enviadas por medio de una carta a la ministra de Sanidad, Brigitte Bourguignon, el día de su nombramiento y publicada en la página web de Samu-Urgences de France.

Entre los reclamos están la revalorización del trabajo nocturno y de fin de semana el cual tienen un incremento de sólo un euro por hora para las enfermeras. Lo que ha sido calificado como: "completamente absurdo".

Con AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente