El sector privado mexicano dice que el freno de energías renovables aleja la inversión

México, 16 may (EFE).- El sector privado mexicano dijo este sábado que el acuerdo que limita participación privada en energías renovables y que este día entró en vigor, alejará inversiones del país además de que acarreará problemas legales.

El viernes por la noche, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Secretaría de Energía (Sener) publicó el acuerdo por el que emite la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, el cual sustituye los lineamientos publicados en febrero de 2017, durante la Administración del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

En distintos comunicados, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) señalaron que el acuerdo impacta de manera negativa la imagen internacional del país.

En su comunicado, la Coparmex dijo que el acuerdo publicado el viernes "constituye una acción temeraria que, de no ser reconsiderada por el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, ahuyentará, en plena pandemia sanitaria y crisis económica, inversiones en el país"

Además, "generará mayor desempleo y ocasionará que los interesados acudan a tribunales nacionales e internacionales para exigir el cumplimiento de las obligaciones del Estado Mexicano".

La Patronal mexicana agregó que el acuerdo "abona a la falta de certeza jurídica para invertir en México debido a que su publicación se realizó de forma irregular".

En tanto, la Concamin manifestó "su rotundo rechazo" a la decisión del Gobierno mexicano, concretamente de la Sener y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), "de emitir un ordenamiento que impediría, en la práctica, la inversión nacional y extranjera en proyectos de generación de energías renovables".

Acusó que la medida publicada el viernes "significa una plena vulneración del Estado de Derecho", al otorgar facultades extralegales a la CFE relacionadas con la planeación y operación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y el probable abuso de autoridad por parte de la Sener.

"La decisión no solamente afecta el tema de la inversión privada nacional y extranjera (...) sino que es un mensaje contradictorio que en medio de la pandemia del coronavirus y justo cuando México debe generar certeza al interior y al exterior (...) se decide tomar una decisión que a todas luces solamente responde a un criterio cerrado de los titulares de la Sener y la CFE", expuso el presidente de la Concamin, Francisco Cervantes.

En tanto, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dijo que el acuerdo "es una violación flagrante al marco constitucional y legal mexicano" y que por medio de este instrumento, la SENER "usurpa facultades para manipular las reglas del sector e incidir ilegítimamente en las condiciones de competencia".

La cúpula empresarial mexicana dijo que el acuerdo representa "un ataque frontal a la inversión en México" y esto causará graves consecuencias como la pérdida de empleos, de confianza de inversionistas, y afectaciones para los proyectos de generación de energías limpias en 18 estados del país, que representan inversiones por unos 6.400 millones de dólares.

AUTOSUFICIENCIA ENERGÉTICA

En tanto, el Gobierno, a través de la Secretaría de Energía, señaló en un comunicado que uno de los principales beneficios de la política de Confiabilidad del SEN "es garantizar un ordenamiento eficaz".

Apuntó que la planeación y confiabilidad del SEN "requiere de una regulación económica racional para la incorporación acelerada y progresiva de todas las energías".

Precisó que en el caso de energías intermitentes "se deben incorporar mediante la intervención y apoyo necesario de centrales que tengan disponibilidad total y proporcionen reserva de planeación y operativa, así como servicios conexos que hagan viable su funcionamiento".

Lo cual requiere de la "correcta especificación de los productos asociados requeridos a fin de dar mayor certidumbre a todos los participantes del mercado".

El texto señaló que México "alcanzará la autosuficiencia energética" mediante el uso óptimo y sustentable de todos sus recursos de energías primarias.

Esto, mediante una política integral de desarrollo de capacidades científicas, tecnológicas e industriales, orientada al aumento de la productividad del sector energético, para mantener bajas tarifas a los usuarios finales.

En el citado acuerdo se contempla "de manera más ordenada la penetración de Centrales Eléctricas con Energía Limpia Intermitente, fotovoltaicas y eólicas, previendo que los Estados Operativos de Alerta y Emergencia se reduzcan a un mínimo de acuerdo a las experiencias internacionales".

(c) Agencia EFE