Los secretos sobre la vida y muerte del fararón Amenhotep I que revela la primera tomografía de su momia

·3 min de lectura
Una tomografía muestra la calavera de Amenhotep I
Una tomografía muestra la calavera de Amenhotep I

El cuerpo momificado de un antiguo faraón egipcio fue estudiado por primera vez en milenios después de haber sido "desenvuelto" digitalmente.

La momia de Amenhotep I, que gobernó desde 1525 hasta 1504 a.C., fue encontrada en un emplazamiento en Deir el-Bahari, el complejo de templos funerarios y tumbas cerca de la ciudad de Luxor (Egipto), hace 140 años.

Pero durante todo este tiempo, los arqueólogos habían evitado abrirlo para preservar tanto la exquisita máscara funeraria como los vendajes. Así que no se conocía bien cómo era este faraón.

Hasta ahora.

Ver el rostro

Las tomografías computarizadas revelaron información previamente desconocida tanto del faraón y como de su entierro.

"Pudimos ver el rostro del rey que ha estado envuelto durante más de 3.000 años", dijo a la BBC la doctora Sahar Saleem, profesora de radiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de El Cairo y autora principal del estudio publicado en la revista Frontiers in Medicine.

La doctora Saleem dice que el escaneo muestra que el cuerpo que no sufrió heridas o desfiguraciones por enfermedad
La doctora Saleem dice que el escaneo muestra que el cuerpo que no sufrió heridas o desfiguraciones por enfermedad

Dijo que lo primero que le llamó la atención fue ver cómo los rasgos faciales de Amenhotep I se parecían a los de su padre Ahmose I, el primer faraón de la dinastía XVIII del antiguo Egipto, con un mentón estrecho, una nariz pequeña y estrecha, cabello rizado y dientes superiores ligeramente protuberantes.

Los investigadores también establecieron que Amenhotep I medía aproximadamente 169 cm de alto y que tenía unos 35 años cuando murió.

La doctora Saleem dijo que las exploraciones mostraron que se encontraba en muy buenas condiciones físicas y en buen estado de salud en el momento de su muerte, sin signos de heridas o desfiguración debido a una enfermedad.

Eso da a entender que posiblemente murió como resultado de una infección o un virus.

Los investigadores también pudieron obtener información sobre la momificación y el entierro de Amenhotep, incluido que fue el primer faraón en tener los antebrazos cruzados sobre el pecho y que, inusualmente, no se le extirpó el cerebro, algo que era parte del ritual de momificación.

También llegaron a la conclusión de que su momia fue "reparada con amor" por sacerdotes de la dinastía XXI, que gobernó unos cuatro siglos después de esta muerte.

Los escaneos mostraron que la momia sufrió múltiples lesiones post mortem que probablemente fueron infligidas por ladrones de tumbas.

La momia de Amenhotep I fue enterrada dos veces por monjes de la XXI Dinastía
La momia de Amenhotep I fue enterrada dos veces por monjes de la XXI Dinastía

De las tomografías se aprecian algunas de las reparaciones de los sacerdotes, como que fijaron la cabeza y el cuello, que estaban desprendidos, al cuerpo.

Lo hicieron con una banda de lino tratada con resina. Cubrieron un defecto en la pared abdominal con otra banda y pusieron dos amuletos debajo, además de envolver el brazo izquierdo, que también estaba desprendido al cuerpo.

La doctora Saleem dijo que los 30 amuletos y el cinturón dorado "excepcional" con cuentas de oro que llevaba Amenhotep I refutan las teorías de que los sacerdotes podrían haber quitado sus joyas para que las usaran los faraones posteriores.

Los sacerdotes volvieron a enterrar la momia de Amenhotep I en el Depósito Real de Deir el-Bahari, el complejo de tumbas y templos cerca de Luxor, para mantenerlo a salvo.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente