El secreto que explica el éxito de la vacunación en España

·4 min de lectura

España se ha convertido en una de las potencias mundiales en vacunación. A pesar de comenzar a administrar dosis más tarde que Reino Unido, ya ha conseguido superar a este país en porcentaje de población con pauta completa, y se sitúa varios puntos por delante de las principales potencias europeas y Estados Unidos.

El 54,3% de los españoles ya están completamente inmunizados frente a la covid-19 situándose en números similares a los de Reino Unido, frente al 49% de alemanes y estadounidenses, el 48% de italianos o el 44% de franceses. Pero, ¿a qué se debe este éxito en la vacunación?

España es uno de los grandes referentes de vacunación. (Photo By Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images)
España es uno de los grandes referentes de vacunación. (Photo By Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images)

España se ha convertido en referente por la conjunción de dos factores clave: una campaña de inmunización eficaz –cuenta con una importante red de centros de Atención Primaria y de vacunación por todo el territorio– y un número de negacionistas sensiblemente menor que el de otros países.

Solo un 13% de la población española rechaza vacunarse, un porcentaje muy inferior al resto de las grandes potencias europeas, según los datos del Imperial College de Londres en colaboración con YouGov.

El repudio a la inmunización entre las principales potencias lo lidera Francia, donde más del 32% de los franceses tiene claro que no quiere vacunarse y le sigue Estados Unidos, país en el que casi el 29% de los ciudadanos no tiene intención de recibir la dosis o las dosis correspondientes a pesar de tener la oportunidad de hacerlo.

El número de negacionistas, y de personas que por otras razones deciden no recibir la vacuna, también es mayor en el resto de potencias europeas. En Alemania el 20% la rechaza y en Italia el 16%.

En rojo, el porcentaje de personas que no quieren vacunarse en distintos países. (Our World in Data)
En rojo, el porcentaje de personas que no quieren vacunarse en distintos países. (Our World in Data)

Por su parte, en España más del 75% de la población afirma querer vacunarse sin género de dudas, e independientemente de si ya han recibido las dosis o están a la espera de su cita, a diferencia de países como Francia y Estados Unidos, donde las personas decididas a vacunarse son el 59% y el 63%, respectivamente.

Además, prácticamente todos los países han experimentado una tendencia creciente en la voluntad a inyectarse la vacuna desde 2020. El caso de España es especialmente ilustrativo: a principios de año más del 25% de la población rechazaba la vacuna; seis meses después el porcentaje había bajado más de 10 puntos, hasta el 13%.

De hecho a principios de 2021 casi la mitad de la población española (46%) prefería no recibir inmunización frente a la covid-19 o tenía dudas y actualmente tanto los que la rechazan como los que siguen dudando han descendido hasta la mitad.

Medidas para convencer a la población

La evolución positiva en la percepción sobre la vacuna ha estado incentivada por la reducción de la incertidumbre y la mayor información disponible. Sin embargo, en algunos países, como Francia –con un importante porcentaje de población que apoya tesis negacionistas– el Gobierno se ha visto obligado a imponer ciertas restricciones a aquellos que rechazan la vacuna, dado que pueden suponer un freno en la inmunización.

Así, el Ejecutivo de Macron ha impulsado la vacunación obligatoria para sanitarios y trabajadores en contacto con los grupos de población vulnerables (personas mayores, enfermos crónicos, etc.) y ha impuesto el certificado de vacunación o un test negativo como paso previo en Francia para hacer buena parte de las actividades de ocio en interiores: cafés, restaurantes, cines, centros comerciales o transporte.

Protestas negacionistas en Francia. (Photo by Alain Pitton/NurPhoto via Getty Images)
Protestas negacionistas en Francia. (Photo by Alain Pitton/NurPhoto via Getty Images)

Italia también ha impuesto medidas similares, mientras que en España o en Reino Unido no ha sido necesario. A pesar de todo, España no se libra de la corriente de negacionismo frente a la vacuna de la covid-19, con grupos en redes sociales que siguen afirmando que te inyectan un chip hecho por Bill Gates y pancartas que afirman que la “vacuna mata” en manifestaciones, eso sí, mucho menos numerosas que las que se reproducen en el resto de Europa.

EN VÍDEO I La animación gráfica más viral para concienciar del uso de las vacunas

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente