Secretaria de Estado de Igualdad: un policía que viola debe ser inhabilitado

Madrid, 29 jul (EFE).- La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, ve preocupante que haya hombres que lleguen a ser policía sin comprender qué es el consentimiento sexual y tiene claro que un agente que viola a una mujer debe ser inhabilitado, como marca la futura ley del solo sí es sí.

En una entrevista con Efe, Rodríguez analiza el pacto que cerró una joven de Estepona con dos policías locales de esta localidad malagueña que la agredieron sexualmente y que les ha librado de la cárcel, decisión que tomó para evitar un juicio duro y extenuante como el que sufrió la víctima de La Manada, según han apuntado a Efe fuentes de su entorno.

"Lo que más me preocupa no es que no entren en la cárcel, es que vuelvan a estar ejerciendo sus labores de protección a la ciudadanía", afirma la secretaria de Estado.

El Ayuntamiento de Estepona ha decidido expulsar de la Policía Local a uno de los agentes, el que estaba en su plantilla, y el otro tampoco volverá a trabajar en el consistorio porque no se renovó la comisión de servicios a la que estaba acogido.

Los dos policías han sido condenados por la Audiencia de Málaga a dos años de prisión por abuso sexual y han evitado la cárcel tras un acuerdo por el que tendrán que indemnizar a la víctima con 80.000 euros y asistir a un programa de reeducación sexual.

Rodríguez cree que es un caso "espeluznante", porque todos los ciudadanos esperan que las fuerzas y cuerpos de seguridad les protejan, "las mujeres también".

Que no sea la primera vez que un agente viola a una mujer es además "una malísima noticia", añade al recordar que en La Manada, el grupo que violó a una joven en los Sanfermines de 2016, había un guardia civil, un policía local y un militar.

En este contexto, pone en valor la reforma del Código Penal incluida en la conocida como ley del sólo sí es sí, pendiente de aprobación final por el Congreso después de que el Senado aprobara una enmienda mínima al texto que obligó a prolongar su tramitación.

Con esa ley, todo atentado contra la libertad sexual de otra persona sin su consentimiento será agresión sexual, ya no abuso, y, si el culpable se hubiera prevalido de su condición de autoridad, agente de ésta o funcionario público, se impondrá además la pena de inhabilitación absoluta de seis a doce años.

"Insisto en la idea de que lo más preocupante es que haya policías que hayan llegado a ocupar ese puesto sin comprender qué es el consentimiento sexual", concluye.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente