Se puede parar a la ameba comecerebros con plata

Imagen de tejido nervioso infectado por la ameba comecerebros. Crédito: CDC/ Dr. Govinda S. Visvesvara – This media comes from the Centers for Disease Control and Prevention’s Public Health Image Library (PHIL), Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=930518

Algunas infecciones son realmente aterradoras. Como la que provoca la ameba comecerebros (Naegleria fowleri), un protozoo que se alimenta de tejido nervioso y que ataca principalmente al cerebro – como su nombre indica. Aunque es poco frecuente, en los casos en que aparece suele ser mortal.

Ahora, un equipo de investigación ha conseguido dar con un tratamiento contra esta ameba. Y la manera en que lo han conseguido es realmente interesante: han recubierto de nanopartículas de plata tres medicamentos que ayudaban a controlar la infección. Con ello, han conseguido que funcione mucho mejor.

[Te puede interesar: Cuidado con las lentillas reutilizables, una infección te puede dejar ciego]

Y hacía falta dar con algún método para parar a la ameba. Porque los tratamientos habituales no estaban consiguiendo acabar con las ameba una vez llegaba al cerebro. El problema es que la solución habitual, que consiste en dar antibióticos, resultaba peligroso.

Lo era por dos motivos. El primero, porque los antibióticos que se usaban se tenían que dar en grandes cantidades para asegurarse de que llegaban al cerebro. Este órgano es el más importante que tenemos, y por ello es el más protegido. Por eso resulta tan complicado que los medicamentos lleguen a él.

Pero es más relevante el segundo motivo. Los protozoos tienen el mismo tipo de células que nosotros. Y los antibióticos están diseñados para el tipo de célula que deben atacar. Cuando sufrimos una infección bacteriana, el tratamiento es un antibiótico anti-procariotas, que es lo que son las bacterias. Pero las amebas son eucariotas, como nosotros, y por eso los antibióticos anti-eucariotas nos pueden afectar.

[Te puede interesar: Las “mariposas en el estómago” pueden ser tus bacterias respondiendo al estrés]

Así que lo que se hacía, dicho de manera muy simplista, era envenenar nuestro cuerpo, afectando a nuestras células, con la idea de acabar con la ameba. Por eso había que buscar otra solución, que en este caso de la ameba comecerebros pasaba por proporcionar anticonvulsivos. De nuevo, un problema: los anticonvulsivos son medicamentos con efectos adversos, y no se deben dar en grandes dosis, pero hacen falta dosis elevadas para que lleguen al cerebro…

Al recubrirlos con nanopartículas de plata, se consigue que aumente su efectividad. La dosis que se necesita es mucho menor, lo que hace los tratamientos mucho más seguros. Y al no tener que emplear medicamentos que afecten a nuestras células, la estrategia resulta menos agresiva.

De momento, el tratamiento se está poniendo en marcha para esta infección, pero se cree que funcionará igual de bien para otras infecciones con protozoos. Esperemos que sea así, ya que este tipo de parásitos son comunes en muchos lugares del planeta.