Se puede morir de un “corazón roto"

Imagen de Szenja, que murió después de que desplazasen a su compañero. Crédito: SeaWorld

Todos hemos escuchado en alguna ocasión una historia sobre alguien que ha muerto “con el corazón roto”. Una pareja de ancianos donde uno de ellos muere al poco tiempo del primero, y lo achacamos a la tristeza que siente. También con animales como protagonistas, como los osos polares en los zoos, que uno muere si se cambia a su pareja de recinto. Pero, ¿qué hay de cierto en estas historias?

No se puede negar que un estrés emocional sostenido afecta a la salud de cualquier ser vivo, y los humanos no somos distintos. Y que puede llegar incluso a ser muy grave. Pero eso no es un “corazón roto”, o al menos no lo que se entiende en medicina. Porque sí, existe el síndrome del corazón roto.

[Te puede interesar: Los pájaros prefieren el amor a la comida]

Y es menos romántico de lo que el nombre da a entender. En esta afección lo que ocurre es que uno de los ventrículos – la cámara del corazón que se encarga de bombear la sangre por el cuerpo – se bloquea. En ese caso a la aurícula, que normalmente se encarga de llevar la sangre hasta el ventrículo y contribuir al bombeo general, le toca asumir su función. Y claro, no puede.

Si se observa un corazón que haya sufrido este síndrome, tiene una forma rara. Según los médicos japoneses, se parece a una trampa para pulpos o takotsubo. Que es otro nombre para esta enfermedad, el síndrome de Takotsubo. Si no estás acostumbrado a estas artes de pesca, el corazón está roto.

[Te puede interesar: Los osos también practican sexo oral]

Explicar por qué ocurre es más complicado. Principalmente porque aún quedan muchos detalles por descubrir. Se sabe que el ventrículo se bloquea al recibir un exceso de adrenalina. Lo que no está nada claro es por qué ocurre esto. Se puede asociar a estrés o a situaciones de peligro, pero no siempre es así.

La buena noticia es que un corazón roto se puede reparar. De hecho, en pocos casos es mortal y generalmente se recupera por completa simplemente con un tratamiento sencillo.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines