¿Planificando unas vacaciones a partir del 9 de mayo? Ojo, a lo mejor no puedes viajar

Jaime Quirós
·5 min de lectura

El fin del Estado de Alarma está generando dudas y confusión sobre qué se podrá o no hacer a partir del 9 de mayo. Muchos piensan que el levantamiento de esta medida gubernamental significa el fin de la pandemia, pero parece que es justo lo contrario. Puede agravarla más. 

La incidencia de casos en España sigue siendo grave, y aunque la población más vulnerable está protegida por la vacuna –el 100% de los mayores de 80 ha recibido ya la primera dosis si ha querido vacunarse–, el 9 de mayo está muy cerca, y para esa fecha aún necesitaremos restricciones para controlar la propagación del virus. Ante posibles confusiones, es importante recordar que el fin del Estado de Alarma no significa que hayamos superado la pandemia.

Por este motivo, muchas comunidades ya están planeando el marco legal que les garantice seguir tomando ciertas medidas para contener la pandemia del coronavirus. Así que, una vez termine el estado de alarma, serán las regiones las que tengan la última palabra de qué medidas se mantienen y cuáles se levantan.

También de interés:

El fin del Estado de Alarma deja en manos de las comunidades las restricciones sobre la movilidad. Foto: Getty Creative.
El fin del Estado de Alarma deja en manos de las comunidades las restricciones sobre la movilidad. Foto: Getty Creative.

La fatiga pandémica nos asola y estamos deseosos de buenas noticias. Definitivamente, queremos dejar atrás esta nada convincente “nueva normalidad”. Pero es importante entender que la manera en la que nos comportemos las próximas semanas será determinante, porque pueden marcar el curso del verano, que necesitamos que sea bueno, tanto a nivel económico como personal.

Necesitamos un respiro, pero poner el horizonte de la normalidad el 9 de mayo puede ser peligroso. Estamos en el final, pero en el principio del final y ahora no es momento de relajarnos. Tenemos que seguir doblegando la cuarta ola, que ha sido más leve por el efecto de la vacunación. Solo una incidencia de casos realmente baja nos asegurará un verano seguro que evite el descontrol en los repuntes que obligue a imponer medidas más restrictivas.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha asegurado recientemente que se podrá viajar este verano con normalidad, al menos dentro del país. “Los españoles ya pueden planificar sus viajes”, ha sostenido la titular de Turismo en una entrevista con La Sexta. Además, fijó la normalización de la movilidad el 9 de mayo, una vez que decaiga el estado de alarma. Ahora bien, eso si no hay modificación. Al final todo es política, y con las elecciones de Madrid a la vuelta de la esquina, las afirmaciones están muy ligadas a la campaña y todo podría cambiar una vez se hayan celebrado los comicios. 

Ofertas de viajes y falsas expectativas

Sea o no una coincidencia por el final del estado de alarma, varias compañías han lanzado en las últimas semanas ofertas. Renfe oferta billetes desde 19 euros en trenes AVE y larga distancia para viajar a partir del 10 mayo. Ese día se estrena Ouigo, la compañía que hará la competencia a Renfe. Iberia también ha puesto a la venta billetes baratos para volar entre el 16 de abril y el 30 de noviembre.

El fin del estado de alarma está generando falsas expectativas de lo que se podrá hacer a partir de esa fecha. No está claro que los españoles puedan disfrutar de una total libertad de movimiento a partir del 9 de mayo, aunque decaiga el estado de alarma. 

Los gobiernos autonómicos pueden acabar imponiendo limitaciones siempre y cuando las avale un juez, aunque no tengan competencias para cerrar toda la comunidad, pueden decretar cierres de ciudades donde la incidencia de casos se descontrole. De hecho, entre el 21 de junio y el 25 de octubre, España no estuvo bajo el estado de alarma y las comunidades utilizaron la Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública de 1986 para contener la segunda ola en partir de septiembre.

En concreto del artículo tres, hay una cláusula general que dice “con el fin de controlar las enfermedades transmisibles, la autoridad sanitaria, además de realizar las acciones preventivas generales, podrá adoptar las medidas oportunas para el control de los enfermos, de las personas que estén o hayan estado en contacto con los mismos y del medio ambiente inmediato, así como las que se consideren necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible”. 

¿Qué se podrá hacer?

Para limitar las libertades de los ciudadanos es necesario un instrumento jurídico que ampare estas decisiones. Por este motivo, muchos ejecutivos autonómicos se han pronunciado para solicitar una nueva prórroga del Estado de Alarma, ya que es el instrumento que les permite cobertura jurídica a la hora de establecer ciertas medidas.

Los juristas coinciden en que a partir del 9 no se podrá decretar el toque de queda o cerrar una comunidad autónoma entera. Por lo que, de momento, todo parece indicar que sí podremos movernos con cierta libertad dentro del territorio nacional.

Pero habrá otras limitaciones, como reducción de los aforos, adelanto del cierre de la hostelería, limitación de reuniones hasta un cierto número de personas, incluso cierre perimetral de algunas regiones que tengan una tasa de incidencia alta, tal y como ocurrió al final de verano. Ojalá el final del final esté a la vuelta de la esquina, pero mientras habrá que hacer el último esfuerzo colectivo.

VIDEO | Un fotógrafo mete un dron dentro de un volcán en erupción y esto es lo que ocurre

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias