Se desata la fiebre por los productos de segunda mano: ¿cuánto puedes ahorrar?

·4 min de lectura
Woman looking clothes on discount in the shopping mall, seasonal sale concept
Estamos viviendo el boom de la ropa de segunda mano. Foto: Getty Images
  • El mercado de reventa crece más rápido que el comercio minorista tradicional

  • El 82% de los estadounidenses compran o venden productos usados

  • Comprar en tiendas de segunda mano ahorra unos US$1.760 al año

Después de dos años de pandemia y a medida que la inflación sigue estrechando los bolsillos de millones de personas, nos ha quedado claro que corren tiempos difíciles para la economía global.

La gente se maneja como puede en momentos de incertidumbre y por eso hemos sido testigos de la aparición y auge de fenómenos como la Gran Dimisión, el “Armagedón de vuelos”, la “shrinkflation”, las renuncias silenciosas y los trabajos secundarios o side-hustles.

Ahora el boom más notable se puede apreciar en las ventas minoristas de segunda mano. En gran parte por necesidad, los consumidores se están volviendo creativos para afrontar los gastos del regreso a la escuela y satisfacer las expectativas de las fiestas navideñas, que ya están a la vuelta de la esquina.

El boom del “thrifting”

Según reportó CNBC el miércoles, con la pandemia de Covid vino un aumento en el llamado “thrifting”, o compras de ropa y artículos de segunda mano. De ahí que el mercado de reventa está creciendo incluso más rápido que el comercio minorista tradicional.

“La reventa continúa brindando valor en estos tiempos inciertos”, dijo Brett Heffes, director ejecutivo de Winmark, el franquiciador de tiendas como Plato's Closet, Once Upon a Child y Play It Again Sports.

El comercio electrónico, que muchas veces viene de la mano con la compraventa de bienes usados, creció casi un 15% en 2021, dos veces más rápido que el mercado minorista, y alcanzó la tasa de crecimiento más alta en la historia de la industria, indicó un informe de comercio electrónico de 2022 de OfferUp.

Actualmente, el 82% de los estadounidenses (272 millones) compran o venden productos usados, descubrió OfferUp, incluidos productos electrónicos, muebles, artículos para el hogar y equipos deportivos, así como prendas de vestir, que son las que dominan el mercado.

Cuánto se puede ahorrar en artículos usados

Gran parte del crecimiento ha sido impulsado por los compradores más jóvenes, en particular los adolescentes, dijo Heffes a CNBC. “Vendemos muchas zapatillas deportivas”.

Quienes se deciden por las tiendas de segunda mano ahorran casi US$150 al mes, o US$1.760 al año, en promedio, según otro informe de la plataforma que ofrece descuentos CouponFollow, que encontró un par de razones más, aparte del dinero, para ir de “caza” por artículos usados.

Student shopping in a vintage clothing store looking at one of the shop products in the North East of England.
Actualmente, el 82% de los estadounidenses (272 millones) compran o venden productos usados. Foto: Getty Images

Los compradores dijeron que también estaban motivados por otros factores, como la sostenibilidad y la emoción del “thrifting” en sí, encontrar algo único y valioso entre cestas y perchas repletas de ropa. A veces, comprar de segunda mano es la única forma de obtener unos Air Jordans de edición limitada, un bolso Chanel vintage u otros artículos exclusivos. Muchos incluso terminan pagando más que el precio de venta original.

Debido a que se considera ecológico, también se ha vuelto más aceptable socialmente, dijo Heffes. “Cuando comencé en este negocio, había un estigma en torno a la compra de artículos de propiedad anterior, y ese estigma desapareció”.

WBRC, la filial de Fox en Birmingham, Alabama, notó desde finales de agosto el auge de clientes en las tiendas locales de segunda mano y de reventa de ropa. El Ejército de Salvación de Birmingham vio en total un aumento del 45% en las ventas durante los últimos 18 meses.

Sozo Trading Company, otra cadena de segunda mano en Avondale, también registró un alza en las ventas del 35% en comparación con el año pasado. Dijeron que se debe a la inflación, al aumento de la popularidad del ahorro y al énfasis en artículos de mayor calidad.

Las tiendas hacen más que ofrecer ropa y muebles ​​en buen estado; vender o donar en estas locaciones te permite obtener una exención de impuestos.

Las ventas minoristas crecen discretamente

Si bien las ventas minoristas, una medida de cuánto gastan los consumidores en bienes de uso cotidiano, subieron un inesperado 0.3% el mes pasado en Estados Unidos, los compradores aún enfrentan una inflación dolorosamente alta en las tiendas, informó este jueves el Departamento del Comercio.

Para los economistas encuestados por Refinitiv, un proveedor global de infraestructura y datos del mercado financiero, las ventas se iban a mantener estables en un 0%, pero en realidad los datos de agosto indican una mejora con respecto a la baja en julio, cuando cayeron un 0.4%.

El avance de agosto no está ajustado por la inflación, que aumentó un 0.1% el mes pasado, lo que significa que muchas personas pueden estar gastando lo mismo pero obteniendo menos por su dinero.

También te puede interesar:

VIDEO | 7 sencillos trucos para evitar las compras compulsivas