Se casa con un príncipe etíope que conoció en un bar

Ariana Austin, una joven norteamericana, no se imaginaba que acabaría convirtiéndose en princesa etíope cuando entró a un bar de Washington hace ya una década. Allí conoció a Joel Makonnen, un abogado con quien tuvo una conexión inmediata. El joven resultó ser nada menos que el tataranieto del último monarca de Etiopía. Una historia que nos recuerda al guión de la conocida película ‘El príncipe de Zamunda’ de Eddie Murphy.

“Tú serás mi novia”, estas fueron las palabras que Joel Makonnen, más conocido como Príncipe Yoel, le dijo a Ariana la noche que se conocieron. La pareja estuvo toda la noche hablando, pero él no le contó quién era en realidad. Fue cuando comenzaron a salir en serio que le reveló que era de la realeza.

Su abuelo, el emperador Haile Selassie, fue el último de los 255 reyes de Etiopía, hasta la revolución comunista de los años 70. Los padres de Joel fueron exiliados del país tras un golpe de estado y se instalaron en Suiza y Francia. Joel viajó a Estados Unidos para estudiar en la Howard Law School, mientras que Ariana estudiaba literatura inglesa en la Universidad de Fisk.

La boda se celebró el pasado 9 de septiembre en una ceremonia cristiana ortodoxa etíope, con 13 sacerdotes. Los novios, vestidos con capas y coronas, se mostraron felices y cómplices por haber dejado que el destino les juntara hace diez años.

También te puede interesar:

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines