Scholz, ministro alemán de Finanzas, luchará por el liderazgo socialdemócrata

El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz. EFE/ Omer Messinger/Archivo

Berlín, 16 ago (EFE).- El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, luchará por asumir la presidencia del Partido Socialdemócrata (SPD), puesto que quedó vacante tras la renuncia el pasado junio de Andrea Nahles y para el que se habían presentado cuatro candidaturas alternativas.

Scholz, vicecanciller en la coalición de Gobierno con el bloque conservador de Angela Merkel, optará como candidato a ese puesto, que ya ejerció en funciones entre febrero y abril de 2018, tras la dimisión de Martin Schulz y hasta la elección de Nahles.

La decisión fue un tanto inesperada, ya que el propio titular de Finanzas había descartado reiteradamente la posibilidad de presentar su candidatura a ese puesto.

La noticia de que sí está dispuesto ahora a asumir ese reto fue avanzada por el semanario "Der Spiegel" poco antes de la presentación este mismo viernes como aspirantes a ejercer una presidencia colegiada de Gesine Schwan y Ralf Stegner.

Poco después se conoció que Scholz se había ofrecido para el puesto a la cúpula en funciones socialdemócrata el pasado lunes.

Schwan fue candidata a la presidencia del país en 2004 y 2009, pese a ser consciente de que no iba a ganar porque la correlación de fuerzas en la Asamblea Federal, órgano al que compete esa elección, favorecía a su rival conservador Horst Köhler.

Stegner representa al ala izquierdista del partido y se le considera con pocas posibilidades de ganarse al conjunto del casi medio millón de afiliados que tiene el SPD, el partido más antiguo de Alemania.

Junto a esa candidatura compartida se habían presentado asimismo otras fórmulas de jefaturas colegiadas, todas ellas por parte de figuras marginales o poco conocidas para las bases.

La ministra de la Familia, Franziska Giffey, uno de los miembros más populares del Gobierno de Merkel y considerada una esperanza para el SPD, descartó el jueves presentar su candidatura.

Los aspirantes deben formalizar su candidatura antes del 1 de septiembre y someterse luego al voto del congreso federal del SPD, que tendrá lugar el próximo diciembre.

Andrea Nahles se convirtió en la primera mujer al frente del SPD en junio de 2018, tras renunciar al puesto Schulz, seis meses después de los pésimos resultados obtenidos bajo su liderazgo en las generales de 2017.

Su cometido era revitalizar la formación, que en veinte años ha vivido diez relevos en su presidencia sin lograr frenar su sangría persistente de electorado, pero dimitió un año y tres meses después en medio de fuertes tensiones internas.

Desde la retirada de Nahles ejercen la dirección en funciones del SPD tres líderes regionales -Malu Dreyer, Manuela Schwesig y Thorsten Schäfer-Gümbel-, pero todos ellos han descartado con distintos argumentos luchar por su presidencia.