La sarna no es cosa del pasado: las señales para detectar la enfermedad ante nuevos brotes

·5 min de lectura
(Foto: Getty)
La sarna se produce cuando los ácaros humanos pican y se entierran en la piel, poniendo huevos. Los síntomas incluyen picazón intensa e incómoda y sarpullido. (Foto: Getty)

La sarna es una enfermedad contagiosa que pueden contraer tanto animales como personas y que provoca un picor intenso. Es bastante común y no tiene relación con cuestiones de higiene personal.

Lo primero que debes saber es que la sarna no es una infección, sino una infestación. Se trata de una afección de la piel causada por parásitos, y el contagio de sarna o escabiosis se produce rápidamente por el contacto físico cercano. Antiguamente se consideraba una enfermedad con alta prevalencia infantil que se transmitía en la guardería o el cole, pero también se daba con frecuencia en las residencias, pisos de estudiantes, hospitales, centros de día o en grandes grupo familiares. Y puede pasar en todos aquellos sitios donde pueda existir una mayor concentración de personas. 

En el último año se ha detectado un aumento de casos. Aunque no hay datos públicos oficiales que lo corroboren, así lo han advertido algunos expertos, que hablan de una epidemia silenciosa (no se cuenta que se tiene sarna por estigma social) y quienes consideran que algunos cambios en los hábitos de vida provocados por el Covid han facilitado el aumento de los casos de sarna. 

Los casos, según los testimonios se habrían multiplicado por 10 respecto a antes del coronavirus. Lo que antes se veía "de vez en cuando", ahora se ve en "gente de todo tipo".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Ahora estoy viendo gente de todos los niveles sociales y condiciones. La pandemia ha creado el caldo de cultivo para que esto pase”, explica Miquel Casals, doctor de dermatología pediátrica del Hospital Parc Taullí de Sabadell, Barcelona, y autor de un artículo publicado en la revista especializada Piel.

Este trastorno, causado por pequeños ácaros denominados ‘Sarcoptes scabiei’, resulta contagioso y afecta a la piel, provocando intensos picores en las personas que lo padecen. Cuando una persona está infestada de sarna por primera vez, la piel puede tardar entre cuatro y seis semanas en reaccionar.

En sus primeras etapas, la sarna se puede confundir con otras afecciones de la piel como el acné o las picaduras de mosquitos porque la erupción se ve similar. Lo que distingue a la sarna es la picazón implacable. Además, el prurito suele ser más intenso en niños y ancianos.

Los expertos consideran que una de las razones del aumento de casos han sido los confinamientos por la pandemia, y que se han multiplicado los brotes. Según los expertos, en las redes no se habla de este repunte de casos porque la sarna es una enfermedad con estigma social, habitualmente asociada a la suciedad y la pobreza. Sin embargo, hay una gran variedad de factores que pueden haber influido en su aparición. Por un lado, en el inicio de la pandemia mucha gente se vio obligada a permanece 'hacinada', compartiendo pisos pequeños. 

Por otro lado también hay que tener en cuenta que la sarna se coge mediante el contacto directo y prolongado con la piel de una persona infectada. Es decir, su transmisión se realiza piel con piel. Por lo que hoy en día se considera una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Además de por contacto directo, este parásito puede transmitirse a través de prendas de vestir, toallas o ropa de cama que hayan sido usados por una persona infectada.

Las señales de la sarna son: picazón fuerte que se agrava de noche, sarpullidos con bultos similares a granos, con pequeñas ampollas o escamas. pequeñas líneas curvas y elevadas en tu piel (se forman cuando los ácaros hacen túneles debajo de tu piel).

Es importante fijarse en aspecto de las picaduras para asegurarse de que la sarna es la causa de los síntomas. La erupción se presenta como pequeñas ampollas, que los médicos llaman 'vesículas'. Algunas personas pueden pensar que se parece a las espinillas. La picazón en las vesículas puede hacer que se conviertan en llagas abiertas en la piel, lo que hace que la persona sea más vulnerable a las infecciones.

También puede producir urticaria, erupciones e irritación de la piel. El picor empieza algunas semanas después de contraer la enfermedad y en adultos se concentra sobre todo en manos, pies, axilas, en el pecho o en los genitales. En niños también puede afectar a la cara.

Los lugares más comunes donde aparece el sarpullido de la sarna son:

  • La membrana (piel delgada) que hay entre tus dedos.

  • En el pliegue de tu muñeca, codo o rodilla (donde se doblan).

  • En el área púbica y en la ingle (donde se unen tus muslos y la pelvis).

  • Los pechos,

  • El ombligo. 

  • El pene y el escroto.

  • Los muslos y la parte de abajo de las nalgas.

  • Los omóplatos

  • Alrededor de la cintura.

La picazón intensa ocurre en la zona donde el ácaro está cavando. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer, pero eso no quiere decir que la infección haya desaparecido. Si nunca has tenido sarna humana, los síntomas pueden aparecer de 3 a 6 semanas después de contagiarte. Sin embargo, si ya tuviste sarna y te vuelves a contagiar, los síntomas pueden aparecer en solo unos días.

La única forma de eliminar la sarna es tratándola. Los medicamentos que se aplican en la piel matan los ácaros que las causan y eliminan sus huevos. Normalmente se receta una crema tópica de Permetrina al 5 por ciento que debe aplicarse por todo el cuerpo, desde el cuello hasta la planta de los pies. Se recomienda ponerse la crema por la noche y esperar al menos 10 minutos antes de vestirse. El tratamiento debe dejarse actuar un mínimo de 12 horas. Para que este sea efectivo debe repetirse el procedimiento al cabo de 7 días. Con una o dos aplicaciones se acostumbra a acabar con la infección. También se trata con la toma de pastillas con Ivermectina. Pero todavía podrías sentir algo de picazón varias semanas después del tratamiento.

Más historias que te pueden interesar:

Las manchas en la piel pueden indicar que tienes lupus: cómo identificarlas

Qué es el triángulo de la muerte y por qué los médicos llaman así a esta zona de la cara

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente