Santiago González, el alumno aventajado del 'Pequeño Nicolás'

@santiago_jx

Si pensaban que la aparición de un ‘Pequeño Nicolás’ saltándose los filtros de seguridad de diversas entidades y organizaciones era una situación difícil de explicar, ¿qué opinan de que haya vuelto a suceder? Su nombre es Santiago González y es de Tenerife. Aunque, a día de hoy apenas les separan 200 kilómetros -el ‘pequeño Nicolás vive en la actualidad en Las Palmas de Gran Canaria- no se conocen entre sí, pero Santiago es su alumno más aventajado.

La historia la ha desvelado la web Dautedigital.es y reproduce, punto por punto, la historia que conocemos del madrileño:

-Afán de protagonismo social.
-Ansias de llegar a puestos de máxima responsabilidad política.
-Codearse con las altas esferas de la política española o canaria.
-Reflejarlo todo en las redes sociales.
-Personalidades muy marcadas.
-Presencia en los medios de comunicación.
-Hacerse famosos como objetivo máximo.

González comenzó en Coalición Canaria, el partido nacionalista con más historia del archipiélago, pero en 2015, al calor del cambio, se pasa a Podemos. Y allí se hace un hueco autonombrándose el portavoz de la formación morada para el colectivo LGTBI.

El caso es que la jugada no le debió salir muy bien porque, según Dautefigital, al poco tiempo vuelve a cambiar de partido para optar por la formación de izquierdas de Tenerife-Nueva Canarias (NC) a la Alcaldía de La Matanza de Acentejo, en la isla de Tenerife.


Consumado su fracaso decide fundar él mismo un partido: Juntos por Canarias, un partido que se define en su web corporativa como “progresista y de centro moderno”. La semilla echa raíces y empieza a compartir actos con los dirigentes más destacados de las islas. En cada mitin, una foto. Y cada foto a las redes sociales. ¿Les suena?

El alumno incluso superó al maestro. Su gran éxito llegó la repetición de las elecciones generales en junio de 2016. Logra reunir los avales suficientes para presentar candidaturas al Congreso de los Diputados en las dos provincias y al Senado en las dos islas capitalinas mientras que Francisco Nicolás se quedó a las puertas de hacerlo.

Lo siguiente que se supo de él es su detención por estafar al afiliado de un partido. La cifra ascendió a 48.000 euros  el ‘modus operandi’ se basó en hacerse pasar por el director en funciones del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), subjefe de Seguridad del Estado y coordinador autonómico del 112.

Con ese cartel González ofrecía su supuesta “influencia personal” a través de falsos contactos de alto nivel a cambio de una donación para el partido político que representaba”. El ‘pequeño Nicolás’ ha creado escuela.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines