Santi Millán: las otras polémicas del presentador ‘intachable’

·4 min de lectura
MADRID, SPAIN - MAY 12: Actor Santi Millán attends the 'Espejo, Espejo' photocall at the Renoir Princesa Cinemas on May 12, 2022 in Madrid, Spain. (Photo by Pablo Cuadra/Getty Images)
Santi Millán ha protagonizado sin desearlo varias polémicas por su fama (Photo by Pablo Cuadra/Getty Images)

Hay perfiles en los medios de comunicación que gozan de cierta inmunidad a nivel de imagen pública que es envidiable y, ojo, se la han ganado a pulso. Este es el caso de profesionales como Santi Millán o, hasta ahora, Christian Gálvez.

Lo de Christian, el joven educado, enamorado del arte y de Almudena Cid en su día ya es historia. Supo borrar su irreverente pasado en ‘Caiga Quién Caiga’ de la memoria colectiva gracias al paso de los años pero su divorcio y las prisas por sacar a relucir su nueva relación con Patricia Pardo, le han pasado factura a su imagen.

Un ejemplo parecido es el de Santi Millán, el cual me tiene ‘enamorada’ desde que encarnaba a Paco, un ligón de playa desgarbado y simpático en el programa de Andreu Buenafuente, ‘La Cosa Nostra’, en la televisión autonómica catalana.

Santi, que previamente ya había trabajado con José Corbacho en la formación teatral ‘La Cubana’ desde joven ha sabido reinventarse constantemente y es uno de los presentadores y actores más queridos de nuestro país.

Ahora la filtración de un presunto vídeo de carácter íntimo suyo lo puede mandar todo al garete y es que, tras años viéndole en programas de primera línea, en serie de éxito y como invitado en varios shows así como en el teatro el público tiene la memoria muy corta.

Según han publicado varios medios, en dicho vídeo que se ha esparcido por redes sociales aparece Santi Millán en la cama con una rubia no identificada (con esto de “desconocida” se supone que quedaría descartada Rosa Olucha, su pareja públicamente conocida por todos) y manteniendo relaciones íntimas, vamos, que se ha divulgado un vídeo privado cometiendo un delito en toda regla.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Esta polémica está azotando fuerte la imagen de Santi que es la comidilla de las redes sociales en las últimas horas pero, por suerte o por desgracia, Millán conoce bien el precio de vivir expuesto a la fama constantemente y no es la primera vez que mete la pata a ojos de sus propios seguidores.

Allá por 2018 cuando Santi terminaba sus vacaciones quiso publicar un vídeo viral de internet a modo de meme gracioso en plan “de vuelta al trabajo y qué pocas ganas tengo”. En el vídeo aparecía un niño con una pistola de juguete que cargaba y disparaba en su entrepierna, llorando tras el dolor o susto que le causó el juguete.

Santi lo colgó como algo anecdótico que estaba ya en muchos otros perfiles de la red, sin embargo a él se le tiraron encima. Prácticamente le tacharon de mal padre y le preguntaron que si le haría tanta gracia si fuese su hijo o que si se divertía con el dolor de un crío… algo desmesurado, en mi opinión. Al final, la presión hizo que el vídeo fuese eliminado de su perfil.

Al año siguiente (porque afortunadamente Santi no es un tipo que dé escándalos ni polémicas sino más bien todo lo contrario) también le criticaron por un chiste sobre el físico de Paz Padilla. En ‘Got Talent’ la gaditana dijo que siempre había querido ser Sandy, la rubia protagonista del film ‘Grease’ encarnada en la ficción por la actriz Olivia Newton-John.

Al escuchar el comentario, el presentador dijo “Yo es que te estaba mirando y estaba diciendo… Es Olivia, es Olivia, pero la de Popeye”, que es un personaje de dibujos escuálido y larguirucho sin atractivo alguno.

Una vez más, críticas por un chascarrillo absurdo que no entraña maldad ninguna y que, aunque para algunos puede ser de mal gusto por hablar del cuerpo ajeno, la confianza entre Paz y Santi le permitía a él la licencia.

La última de sus polémicas tuvo lugar hace un mes cuando, como invitado de ‘El Hormiguero’ en plena promoción de su film ‘Espejo, espejo’ quiso compartir con el público su afición a restaurar esculturas abandonadas o en mal estado dándoles una segunda vida artística (¡cosa que me hizo mucha gracia porque yo hago lo mismo!).

Y dirás, ¿cuál es el problema con esto? pues que algunas de esas esculturas son de iconografía religiosa y ya se sabe que, si la Virgen María pasa de tener al Niño Jesús en brazos a tener un Satisfyer, pues la gente se ofende y no comprende que es, sencillamente, Arte.

Santi ya dejó claro que no pretendía ofender a nadie pero es inevitable leer comentarios en las fotos de sus esculturas como: “Por favor deje de estarle faltando el respeto a tu Madre la Virgen Maria y a su Hijo Jesús. Su arte diabólico corrompe aun mas a esta humanidad. No se puede andar con una vela al Demonio y otra a Dios. Errar es de humanos rectificar de justos”, entre otros.

Lo dicho, ni los mejores profesionales que intentan llevar su vida privada a rajatabla se salvan de algunos escándalos que, desde luego no buscan, al menos en el caso de Santi Millán. Me genera cierta frustración que un hombre tan positivo y talentoso se levante una mañana teniendo que ver que le han publicado un vídeo suyo teniendo relaciones pero supongo que la justicia deberá actuar en el asunto.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente