Santana, el único mexicano en el salón de la fama del rock

·3 min de lectura

El Rock & Roll es un invento estadounidense que perfeccionaron los ingleses. Tal vez por ese linaje es que, a pesar de que este género ha permeado en todas las sociedades, se ha mezclado y reconfigurado, en el Salón de la Fama que sirve para honrar a sus leyendas aparecen casi por completo bandas que cantan en inglés. Ante ello un mexicano encontró la forma de imponerse al sesgo del lenguaje. ¿La solución? No cantar, solo tocar.

Carlos Santana es el músico de rock nacido en México más famoso de la historia, y así lo confirma ser el único con esta nacionalidad que tiene su lugar en el Rock & Roll Hall of Fame, pues además es uno de los pocos guitarristas que de manera individual han sido condecorados.

Carlos Santana durante la entrega del Grammy Latino del 2012  (Fotografía: Kevin Winter/WireImage/Getty)
Carlos Santana durante la entrega del Grammy Latino del 2012 (Fotografía: Kevin Winter/WireImage/Getty)

Santana nació en Jalisco durante el año 1947, en una familia cuyo sustento provenía de la actividad como mariachi de su padre, por lo que ahí se puede identificar su acercamiento con la música, sin embargo, su iniciación en los sonidos del blues llegó gracias a las mudanzas que los Santana hicieron primero a Tijuana y luego a San Francisco, California, lugares en los que el músico conoció la génesis del rock.

En San Francisco, Carlos se impregnó de los movimientos contraculturales que ahí se fraguaron y formó una banda llamada Santana, que cobró prestigio gracias a la maestría en la ejecución de los instrumentos de sus integrantes (la mayoría también extranjeros), pero sobre todo por la mezcla de sonidos que iban desde el jazz y blues, hasta ritmos latinos, y posteriormente el rock psicodélico.

La carrera de Carlos Santana tomó el rumbo del éxito gracias a que antes de lanzar su primer disco fueron invitados a tocar en el Festival de Arte y Música de Woodstock, pues uno de los organizadores, Bill Graham, los había visto en bares californianos. Nadie imaginaba la importancia que ese evento tendría, mucho menos de los alcances que la interpretación de Soul Sacrifice, que quedó grabada en video, tendría para la historia de la cultura pop.

Desde ese momento , Carlos Santana ha sido un referente no solo para el rock sino para la música. En seis décadas distintas su nombre ha estado presente y vigente. Su inducción al Salón de la Fama para la clase 1998, no resultó una sorpresa, sino más bien un homenaje justo.

La presentación de Carlos fue hecha por John Popper, guitarrista y vocalista del grupo Blues Traveler, quien alabó la trayectoria de Carlos y su influencia para ayudar a que el rock tuviera un sonido propio.

Cuando llegó el turno de Santana para recibir el honor, agradeció a su familia, pero quizá el momento más emotivo fue cuando se refirió primero a los músicos que han sido parte de las bandas que lo acompañan y luego homenajeó a sus mayores influencias:

“Este es para mis amigos, hermanos, camaradas: Ritchie Valens, José Feliciano, Ray Barretto, Pérez Padro, Tito Puente, Mongo Santamaría, Joe Cuba, el grupo Malo y Los Lobos (...)”.

Esa misma noche, Carlos ejecutó Black Magic Woman a manera de aceptar su nuevo puesto entre los íconos del rock.

Junto con Carlos Santana, en la clase 1998 del Salón de la Fama fueron inducidos: Eagles, Fleetwood Mac, The Mamas & the Papas, Lloyd Price y Gene Vincent.

Carlos también es considerado el #20 del listado de los 100 mejores guitarristas de todos los tiempos de Rolling Stone, es el único artista hispanohablante que aparece en esta clasificación que encabezan Jimi Hendrix, Eric Clapton, Jimmy Page, Keith Richards y Jeff Beck.

La clase 2020 del Salón de la Fama está conformada por Depeche Mode, Nine Inchs Nails, The Notorius BIG y Whitney Houston.

Más historias que te pueden interesar:

Carlos Santana no quiere morir sin cantar antes con su mujer

Carlos Santana, enamorado y cumpleañero, recuerdo de su mejor concierto en México

Carlos Santana se disculpa por su comentario acerca de la falta de talento de Beyoncé

EN VIDEO: La leyenda de las Tlahuelpuchis