Santa Cruz y Cochabamba vuelven a cuarentena "dinámica" por covid-19 en Bolivia

Agencia EFE
·3 min de lectura

La Paz, 13 ene (EFE).- Las ciudades bolivianas de Santa Cruz y Cochabamba, dos de las principales del país, decidieron este miércoles volver a aplicar "cuarentenas dinámicas" ante la segunda ola de contagios de la covid-19 que golpea al país sudamericano desde hace unas semanas.

Los gobiernos municipales de ambas ciudades, que son parte del llamado eje central boliviano, anunciaron en esta jornada diversas medidas que empezarán a aplicar en estos días.

Santa Cruz retornará a la "cuarentena dinámica" desde este jueves hasta el próximo 20 de enero, con medidas como restricciones de circulación de personas y vehículos entre las 22.00 y 4.00, informó la alcaldesa interina, Angélica Sosa.

También se reducirá el horario para las actividades económicas hasta las 21.00 y se activará el teletrabajo para los funcionarios municipales mayores de 65 años, con la recomendación de que haya una flexibilidad similar en el sector privado.

Además se prohibió la venta y consumo de bebidas alcohólicas en establecimientos de expendio de comida, así como la realización de eventos masivos y el funcionamiento de bares y discotecas.

"Lamentablemente las acciones ciudadanas de personas que incumplen las normas nos llevan a tomar estas medidas", sostuvo Sosa.

La alcaldesa interina advirtió de que si no se logra "bajar la curva" de contagios y la gente insiste en incumplir con las medidas dispuestas, se deberá "entrar a una cuarentena rígida".

Santa Cruz es la mayor ciudad de Bolivia con cerca de millón y medio de habitantes y la región homónima, de la cual esta urbe es la capital, es la más golpeada por la covid-19.

En Cochabamba, el municipio dispuso suspender actividades y prohibir la circulación de gente y vehículos los domingos, informó el alcalde suplente, Iván Tellería.

Esta ciudad se encuentra "en alerta roja" por el nivel de contagios, pero no puede "volver a una cuarentena rígida y afectar la economía" del municipio, alegó.

La circulación de lunes a sábado estará permitida entre las 5.00 y 22.00 y además se restringirá el funcionamiento de piscinas públicas y parques, así como las visitas al cementerio general, medidas que regirán del 15 al 31 de enero.

El Comité de Emergencia Departamental de La Paz, la sede del Gobierno y el Parlamento nacional, decidió enviar una carta al presidente del país, Luis Arce, para pedir que se declare nuevamente una emergencia sanitaria.

Bolivia, con unos once millones y medio de habitantes, afronta desde finales de 2020 la segunda ola de contagios que ha superado los 2.000 casos confirmados diarios, algo que no pasaba desde julio y agosto del año pasado.

El Gobierno de Arce ha descartado por ahora retornar a una cuarentena rígida nacional y está enfocado en trabajar en la aplicación de pruebas masivas y compra de vacunas para enfrentar este rebrote, además de cuidar la economía del país.

Bolivia acumula 9.454 decesos y 176.761 contagios del nuevo coronavirus desde la detección de los primeros casos en marzo del año pasado.

(c) Agencia EFE