Sanitarios de La Paz celebran el cierre de espacios COVID con un vídeo en el que muestran salas vacías

El hospital de La Paz de Madrid es uno de los que más pacientes de COVID-19 ha atendido en las últimas horas. Durante el punto álgido de la pandemia, este centro sanitario habilitó dos nuevos espacios para poder absorber el alto volumen de enfermos: el gimnasio y una carpa exterior.

La carpa hacía la función de sala de espera. Allí derivaban a todos los pacientes con síntomas de COVID que llegaban al servicio de urgencias. El gimnasio era donde los afectados esperaban los resultados de la pruebas diagnósticas que les habían realizado como análisis de sangre o placas torácicas.

La semana pasada, este complejo hospitalario madrileño llegó a tener 800 pacientes de coronavirus y 250 pendientes de ingreso. El 90% de sus instalaciones se destinaron a la pandemia.

Pero en los últimos días, la afluencia de afectados a este hospital y a la mayor parte de las clínicas españolas ha descendido de manera significativa. Esto ha llevado a los responsables a cerrar muchas de estas áreas provisionales.

En el caso de La Paz, se ha procedido al cierre del gimnasio tras un mes y medio en funcionamiento desde su puesta en marcha a mediados de marzo. Y los trabajadores de este hospital han querido celebrarlo con un vídeo muy emotivo publicado en las redes sociales.

Las imágenes muestran el amplio espacio repleto de sillones vacíos que días antes ocupaban decenas de personas a la espera de su diagnóstico. En un momento dado se apagan las luces y se puede observar a cuatro sanitarios abandonando las dependencias.

El vídeo lleva ya casi 120.000 reproducciones y numerosos comentarios ensalzando el esfuerzo de los sanitarios de este hospital. También son muchos los miembros del personal médico los que recuerdan todo el trabajo realizado en estas dependencias y la cantidad de pacientes atendidos.