Sanidad prohíbe atracar un crucero en Cádiz para su reparación en Navantia

Cádiz, 14 may (EFE).- El Ministerio de Sanidad ha prohibido el atraque en Cádiz del Allure of the Seas, un crucero de la compañía Royal Caribbean que iba a ser reparado en el astillero gaditano de Navantia, en cumplimiento con la orden que prohíbe la llegada a puertos españoles de barcos con pasaje de otros países.

En una resolución a la que ha tenido acceso Efe, la Subdirección General de Sanidad Exterior recuerda que la orden del 8 de abril prorrogaba la prohibición de entrada de buques de pasaje procedentes de Italia y de cruceros de cualquier origen con destino a otros puertos, para limitar la propagación y el contagio de la COVID-19.

En esta orden se establece la prohibición expresa de la entrada a puertos españoles de los buques de pasaje tipo crucero procedentes de cualquier origen, aunque se contemplaba la posibilidad de hacer excepciones que permitirían levantar las prohibiciones a los buques, que deberán ser autorizados.

Esa excepción es lo que ha intentado el consignatario BC Agency para poder entrar en Cádiz mediante una autorización excepcional, pero la resolución del Ministerio ha sido negativa.

Según fuentes sindicales, a bordo del barco viajaban 300 personas, que era el personal de la tripulación y los trabajadores que se iban a encargar de su puesta a punto, a los que había que sumar otro contingente de entre 200 y 300 especialistas, también de otros países, que debían llegar hasta Cádiz por diferentes vías.

El barco, que se esperaba en el astillero para mañana 15 de mayo, iba a generar inicialmente unos 3.000 puestos de trabajo, pero la reforma integral que iba a experimentar se redujo finalmente, tras estallar la pandemia, a una revisión del sistema de propulsión, con lo que su capacidad de empleo se quedó en unos 500.

El barco, que ha recalado en Gibraltar, ya intentó viajar a Cádiz en marzo, pero el inicio del decreto de estado de alarma le hizo regresar a Reino Unido.

Fuentes sindicales han explicado que el consignatario ha intentado conseguir un permiso especial para este barco por su necesidad de reparación y su capacidad para generar empleo en la zona.

(c) Agencia EFE