Sanidad estima en 510 las muertes atribuibles a la ola de calor en la última semana

·2 min de lectura
Un hombre se protege del sol en Sevilla. (Photo: Daniel Gonzalez Acuna/picture alliance via Getty Images))
Un hombre se protege del sol en Sevilla. (Photo: Daniel Gonzalez Acuna/picture alliance via Getty Images))

Un hombre se protege del sol en Sevilla. (Photo: Daniel Gonzalez Acuna/picture alliance via Getty Images))

El Instituto de Salud Carlos III estima en 510 las muertes atribuibles a las altas temperaturas registradas en los siete primeros días de la ola de calor que se corresponden con el periodo que va del 10 de julio hasta el sábado 16, día en que se estima que murieron 150 personas por el calor.

Según la estadística del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III, las defunciones “observadas y estimadas” por causas atribuibles al exceso de temperatura tuvieron su pico máximo el sábado, con 150 fallecidos, mientras que el viernes hubo 123.

La mayoría de las víctimas, mayores de 85 años

De las 510 personas que habrían fallecido por la ola de calor, se estima que 321 son mayores de 85 años, 121 tienen entre 75 y 84, y otros 44 habrían muerto con entre 65 y 74 años.

El objetivo de la estadística del MoMo es “identificar las desviaciones de mortalidad diaria observada con respecto a la esperada, según las series históricas de mortalidad”, y permite “estimar de forma indirecta” el impacto de cualquier evento de importancia en salud pública.

La intensa, duradera y extensa ola de calor llega a su fin este lunes, tras 9 días de máximas entre los 39 y 45 grados en casi toda la Península, y aunque las altas temperaturas darán una pequeña tregua en el arranque de esta semana, el calor volverá los próximos días.

Es una “estimación”, y no “registros de defunción”

Este mismo lunes, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha aclarado que el dato sobre muertes atribuibles al calor que ofrece el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) es una “estimación”, y no “registros de defunción, que darían la causa concreta de la muerte”.

El sistema MoMo del ISCIII hace estimaciones estadísticas de excesos de mortalidad para un día determinado comparando series históricas. “Calcula e infiere valores relativos a todas las causas y atribuibles a temperatura, no números exactos de defunciones. Es decir, las cifras que se ven en el Panel MoMo no son personas fallecidas [no es un registro de defunciones], sino el resultado del cálculo estadístico en forma de estimación”, según explican fuentes del Carlos III a Europa Press.

La ministra Darias, en cualquier caso, ha instado a los ciudadanos a “seguir las recomendaciones sanitarias” ante el calor, protegiéndose de las altas temperaturas “evitando esfuerzos”, especialmente personas vulnerables como niños, mayores o con patologías. “Hago una llamada a seguir protegiéndonos de esta intensa ola de calor”, ha apostillado.

Igualmente, ha recordado que el Ministerio de Sanidad cuenta con un plan nacional para evitar los efectos sobre la salud de las altas temperaturas, que se activa entre junio y septiembre todos los años.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente