La Sanidad de Ayuso alardea de las cifras de las "nuevas urgencias" tras un fin de semana de caos y le llueven las críticas

Centro de Atención Primaria en Madrid. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Centro de Atención Primaria en Madrid. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Centro de Atención Primaria en Madrid. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Las urgencias extrahospitalarias de Isabel Díaz Ayuso continúan generando polémica tras sus primeros días de apertura en las que el 60% de los médicos se dieron de baja nada más empezar. Sin embargo, desde la Puerta del Sol sacan pechos de las cifras obtenidas durante un fin de semana caótico.

En concreto, desde la Consejería de Sanidad han destacado que desde el día 27 que entraron en funcionamiento los nuevos Centros Sanitarios 24 horas se atendieron 7.557. A través de un comunicado, han detallado que la operatividad de los 80 puntos abiertos ha sido “prácticamente del 100%” y que se han atendido una media de 24 pacientes por centro y día. El domingo, con la mayor demanda, se llegaron a atender a 3.750 pacientes, la mayoría en cuidados de enfermería.

Además, según cifras oficiales, han expresado que los centros han contado con el 93% de los centros ha contado con personal sanitario. Cifras que los usuarios de redes sociales han cuestionado tras conocer o vivir en su propia piel la situación.

Entre las críticas, usuarios de Twitter han preguntado sobre a cuánto personal fijo han desplazado de su lugar de origen con escaso margen o que respecto a las atenciones se refiere a derivar a los pacientes a las urgencias hospitalarias.

Los sindicatos exigen mayores compromisos

Los sindicatos y la administración han mantenido este lunes una reunión de seguimiento sobre los Puntos de Atención Continuada y Urgencias Extrahospitalarias.

Tras la falta de planificación para su apertura, ambas partes han llegado a ciertos compromisos para evitar el caos del primer fin de semana. Entre los puntos a destacar la administración se ha comprometido a no abrir los centros que no cuenten con personal médico ni de enfermería así como cumplir con la reorganización adecuada del personal “subsanando el caos producido y corrigiendo los errores”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR