Sanidad advierte de los riegos de consumir el adelgazante LI DA DAIDAIHUA

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 20 nov (EFE).- La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha advertido este viernes de los riesgos para la salud del consumo del producto adelgazante LI DA DAIDAIHUA, después del caso de un paciente en el que se ha producido un efecto adverso grave y ha fallecido.

En una nota, la Aemps recuerda que este producto, que se oferta en diversas web en distintas presentaciones como cápsulas en frasco "blisters", ya había sido objeto de una alerta en 2013 por contener el principio activo no declarado en su etiquetado, sibutramina.

Señala que a pesar de que se informa "engañosamente" de que es un producto natural a base de plantas y "supuestamente seguro, su contenido difiere de la composición declarada y puede causar daños graves a la salud de las personas que lo consumen".

Explica que la sibutramina es un principio activo anorexígeno (suprime del apetito), que proporciona una sensación de saciedad y aumenta el gasto calórico, también produce un aumento de la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea, "que pueden ser clínicamente significativas en algunos pacientes".

En este sentido, señala que se han registrado casos de arritmias, cardiopatías isquémicas y accidentes vasculares graves con su consumo.

De hecho, explica la Aemps, esta sustancia formaba parte de la composición de medicamentos con receta destinados al tratamiento de la obesidad, cuya comercialización en la UE fue suspendida por asociarse su consumo a efectos adversos graves de tipo cardiovascular.

Por todo ello, alerta de que "es un peligro para la salud de los consumidores, y se han registrado casos de reacciones adversas fatales en personas que han consumido este producto. Esto ha motivado que se haya prohibido su comercialización en diversos países y la emisión de alertas sanitarias con el fin de evitan su uso por los consumidores".

Si bien la Aemps trabaja para retirar o impedir el acceso a diversas web que venden el producto, aconseja a los consumidores que no lo consuman.

(c) Agencia EFE