Morbo o respeto, las distintas varas de medir de los medios estadounidenses cuando el atentado es en el extranjero o no

Javier Taeño

NOTA: Por respeto a las víctimas, no se ha incluido el contenido gráfico que mostraban los medios estadounidenses y simplemente se ha ilustrado el artículo con los pantallazos.

A los pocos minutos de producirse el atentado de Barcelona, que ha dejado más de una decena de víctimas y un centenar de heridos, las autoridades pedían, a través de sus cuentas oficiales de Twitter, que no se compartieran imágenes de los heridos en el atropello por respeto a las víctimas. Un requerimiento que, salvo unas pocas excepciones, los medios españoles cumplieron.

 

Sin embargo, la cobertura del ataque por parte de los medios estadounidenses fue muy diferente: vídeos mostrando los cadáveres, mensajes tendenciosos relacionando el atentado con el aumento de la inmigración y un tratamiento muy sensacionalista que no ha sido tan pronunciado cuando han ocurrido sucesos similares dentro de sus fronteras.

Los agentes alejan a la gente de Las Ramblas tras el atentado (AP).

En este sentido hay que señalar que mientras que periódicos como el New York Times o el Washington Post trataron el ataque con máximo respeto y ciñéndose en todo momento a las autoridades oficiales, las televisiones estadounidenses no dudaron en emitir material gráfico y con contenido sensible obviando así las peticiones de Policía y Mossos y mostrando muy poco respeto por las víctimas.

En un vídeo publicado por ABC News se ve a varias de las víctimas en el suelo, inmóviles, recibiendo atención por parte de los transeúntes. Las imágenes de los cuerpos son muy duras y totalmente innecesarias. Mismo tratamiento por parte de CBS y NBC, que no han dudado en mostrar primeros planos de los heridos y multitud de imágenes con víctimas tiradas en la calle.

Vídeo publicado por ABC News con víctimas en el suelo.

Fox no se ha quedado atrás y además ha publicado tuits de pésimo gusto tanto en el mensaje como en el contenido: “Un vídeo muestra la carnicería en el ataque de Barcelona”. En él se muestra nuevamente a las víctimas, algunas de las cuales están cubiertas de sangre y cuyas caras han sido pixeladas.

Tuit de Fox.

También han lanzado un peligroso mensaje xenófobo relacionando el atentado con el aumento de la inmigración en nuestro país. “España está recibiendo mucha más inmigración. El triple que el año anterior. Unas 8.000 personas en 2017”.

Tuit en el que se relaciona la inmigración con el atentado.

Esta atracción por el morbo sorprende aún más cuando se mira al pasado. Hace poco más de un año, el 12 de junio de 2016, se produjo una masacre similar en Orlando cuando un hombre, que había jurado fidelidad al Daesh, entró en una discoteca y mató a varias decenas de personas. El crimen conmocionó al mundo entero y en ningún momento se publicaron fotos de las víctimas o de cadáveres.

Por el contrario, en su gran mayoría vieron la luz escenas en las que los supervivientes se abrazaban o mostraban esperanza en mitad de la tragedia. Dos formas de ver la misma realidad que debería hacer pensar a más de uno que el respeto por las víctimas debería estar alejado de cualquier tipo de sensacionalismo.

Dos personas se abrazan tras la masacre de la discoteca Pulse en Orlando (AP).

Javier Taeño (@javiertaeno)

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines