Sanders pide quitar ayudas a Amazon por dificultar la creación de sindicatos

·2 min de lectura

Washington, 5 may (EFE).- Bernie Sanders, el senador más progresista de EE.UU., ha intensificado en las últimas semanas su campaña contra Amazon y este jueves fue un paso más allá: pidió al presidente estadounidense, Joe Biden, que elimine cualquier ayuda a Amazon por dificultar la creación de sindicatos.

En una audiencia en el comité de presupuesto del Senado, Sanders argumentó que empresas como Amazon, que supuestamente violan las leyes que protegen el derecho de los trabajadores a organizarse, no deben obtener beneficios fiscales y tampoco recibir contratos para trabajar con el Gobierno federal.

"¿Debería el dinero que pagan en impuestos los estadounidenses ir a compañías que violan las leyes federales e ilegalmente impiden a los trabajadores ejercer sus derechos constitucionales de unirse a un sindicato", se preguntó Sanders, quien enseguida argumentó que la situación debe cambiar.

El senador, que se enfrentó a Biden en las primarias del Partido Demócrata, recordó que durante la campaña para las elecciones de 2020 el actual mandatario prometió que los jugosos contratos del Gobierno federal solo irían a aquellas empresas que permiten sindicarse.

"Hoy vuelvo a pedirle al presidente Biden que cumpla con esa promesa", dijo Sanders, quien consideró que ha llegado la "hora de actuar" y dejarse de habladurías.

Según explicó, Amazon ha recibido desde 2004 miles de contratos del Gobierno federal valorados en millones de dólares y recientemente recibió una concesión valorada en 10.000 millones de dólares para ayudar a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) con servicios de computación en nube.

Blue Origin, que como Amazon es propiedad de Jeff Bezos, también podría recibir pronto un contrato de 10.000 millones de dólares de la NASA que, entre otras cosas, ayudaría a concluir un programa que ya ha iniciado Bezos para crear un módulo de aterrizaje que permita llegar a la Luna en 2025.

En contraste con toda esa inversión pública, Amazon gastó 4 millones de dólares solo el año pasado para impedir la formación de sindicatos en sus almacenes, destacó Sanders.

Para ello, entre otras cosas, obligaron a los trabajadores a asistir a reuniones donde les intentan "lavar el cerebro" con ideas falsas sobre los sindicatos, apuntó el senador.

Amazon, uno de los mayores empleadores de EE.UU., ha recibido multas por valor de 75 millones de dólares por violar leyes laborales.

Además enfrenta demandas por represalias contra aquellos que quieren formar sindicatos ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales de EE.UU., una agencia independiente que defiende el derecho de los trabajadores a organizarse y plantear una negociación colectiva.

Como presidente del comité de presupuesto del Senado, Sanders invitó a Bezos a testificar, pero el magnate rechazó la invitación.

Acudió, sin embargo, el líder sindical Christian Smalls, quien lideró los esfuerzos para crear un sindicato de Amazon en Staten Island (Nueva York), el primero de la compañía en EE.UU.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente