Sánchez e Illa, recibidos con abucheos en el Hospital de La Paz

Elena Santos
·Redactora.
·2 min de lectura

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, han sido recibidos este viernes en su visita al Hospital de la Paz de Madrid con gritos de ‘fuera’, abucheos y el ruido de alguna cacerola por parte de un grupo de unas treinta personas que le esperaban a las afueras del centro hospitalario.

Según la agenda oficial, iban a visitar la Unidad Central de Investigación Clínica y Ensayos Clínicos.

Les ha acompañado alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, quien ha recibido aplausos, aunque también se ha escuchado que le llamaban “mentiroso”.

El regidor se ha autoinvitado a la visita, como él mismo ha explicado a la prensa. “Me parecía importante estar aquí, a pesar de no haber sido invitado, en la primera vez que el presidente del Gobierno pisa un hospital de Madrid durante estos meses de drama”.

El PP de Madrid: “Es una deslealtad”

La secretaria general del PP en la Comunidad de Madrid, Ana Camíns, ha tachado de “deslealtad” la visita del presidente y del ministro de Sanidad cuando la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, se encuentra en Barcelona.

“Es una absoluta vergüenza la deslealtad del presidente del Gobierno con Díaz Ayuso. Los mismos que no han visitado un solo hospital durante los nueve meses de la pandemia, los mismos que han declinado la visita para la inauguración del hospital Isabel Zendal el próximo martes, aprovechan que Díaz Ayuso está fuera de Madrid para hoy visitar el hospital de La Paz y lucirse”, ha criticado Camins.

“Este Gobierno tiene que dejar de pensar en los oscuros juegos de estrategias y en ocultar información, Sánchez debería pensar más en trabajar de forma coordinada con los gobiernos autonómicos”, ha agregado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cataluña, la nueva batalla de Ayuso en su guerra con Moncloa

La indirecta de Salvador Illa que causa risas en la Comisión de Sanidad: "Y no miro a nadie"

Fernando Simón explica cómo va a celebrar la Navidad

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.