Un San Valentín virtual para una pareja de EEUU y Noruega separada por la pandemia

Eleonore SENS
·3 min de lectura

Calabacines, perejil, cebolla y un cóctel en mano: todo está listo para preparar la tradicional comida dominical que Brandon y Mari comparten hace casi un año. Pero 6.000 kilómetros separan a estos tórtolos que solo pueden conectarse virtualmente: ella está en Oslo, y él en Nueva York.

No habrá un romántico San Valentín para este cocinero estadounidense y esta terapeuta noruega que se conocieron en un concierto en Nueva York en noviembre de 2019, poco antes del inicio de la pandemia.

Brandon Ballin, de 45 años, y Mari Solberg, de 41, esperaban reunirse esta semana para hacer los trámites necesarios a fin de casarse en Noruega en abril. Pero la llegada de nuevas variantes del virus, que llevó a muchos países a cerrar sus fronteras y a endurecer las restricciones, dio por tierra con sus planes.

"No podremos casarnos en abril como habíamos previsto. Tuvimos que aplazar la fecha, y esperamos poder casarnos en junio. Cruzamos los dedos", dijo Mari.

"No sabemos cuándo reabrirá todo, no sabemos lo que está autorizado y no sabemos cuánto tiempo va a durar, es muy difícil", señaló.

- Encuentros dominicales -

Desde la llegada del coronavirus, impedidos de viajar como muchas otras parejas binacionales, Brandon y Mari se reencuentran sobre todo en torno a una comida dominical virtual.

"Mari debía venir aquí el 21 de marzo de 2020, pero su vuelo fue anulado a raíz de la pandemia", cuenta Brandon. "¿Por qué no cocinamos juntos?", sugirió entonces la terapeuta.

Así nació la comida virtual del domingo, donde ambos se reencuentran a través de una pantalla.

En casi un año de pandemia, solo se vieron en persona una vez, a fines de septiembre y comienzos de octubre. Varios países europeos como Francia, Bélgica, Noruega, Holanda y Dinamarca autorizaban entonces a las parejas de sus ciudadanos a visitarlos.

Tras llenar un formulario para demostrar su relación, Brandon pudo visitar a Mari en Oslo durante dos semanas. Las pasó casi enteramente en cuarentena... Y le pidió su mano.

Pero el 23 de enero, el gobierno noruego anunció el cierre total de las fronteras, a excepción de las visitas "esenciales", una categoría en la cual no entran las relaciones amorosas.

Mari tampoco puede viajar a Nueva York. Las fronteras de Estados Unidos están cerradas a los europeos, y el país nunca hizo una excepción a las parejas no casadas de ciudadanos estadounidenses.

"Con el agravamiento de la pandemia y la propagación de variantes más contagiosas, no es el momento de levantar las restricciones a los viajes internacionales", declaró la portavoz de la Casa Blanca a fines de enero.

¿Qué hacer entonces? Brandon y Mari hallan un poco de consuelo en una página Facebook consagrada a las "parejas separadas por las prohibiciones de viajes".

- El amor no es turismo -

La página, que lleva la etiqueta #LoveIsNotTourism ("El amor no es turismo"), cuenta con más de 16.000 abonados.

A través de las redes sociales, muchas parejas se dirigen a los líderes mundiales con la esperanza de sensibilizarlos con su causa.

"Estamos dispuestos a hacer todo para garantizar nuestra seguridad, a hacer cuarentena, a respetar las reglas. Intentamos todo y nos topamos con obstáculo tras obstáculo tras obstáculo", se lamenta Brandon en su sala de Brooklyn.

Obstáculos que las parejas binacionales intentan superar o evadir. En la página Facebook se comparten consejos e ideas. Por ejemplo, muchos se han encontrado en un tercer país como México o Turquía, que aceptan tanto a europeos como a estadounidenses en su territorio.

Para este San Valentín, Brandon había previsto invitar a Mari a un restaurante de Oslo para "recrear" su propuesta de casamiento.

"Tenía ganas de tener un San Valentín", suspiró. En vez de eso, pasarán de nuevo el domingo cocinando con el Atlántico de por medio. "Será simplemente nuestra vida normal, lo que habitualmente hacemos", dijo Brandon.

EN VÍDEO | Imprime su boca en una mascarilla como si la llevara mal puesta y graba la reacción de la gente

Más historias que te pueden interesar: