San Francisco degusta sus primeras comidas entregadas por robots