Las especulaciones derivadas de la negativa de Illa a hacerse la PCR y la explicación del aludido

M. J. Arias
·4 min de lectura

Salvador Illa parece haberse convertido en el ‘enemigo’ a batir por el resto de candidatos a la elecciones catalanas que tendrán lugar este domingo, según las encuestas. Esta semana, entre debates, mítines, entrevistas y el cruce de acusaciones propio de las campañas electorales, el aspirante a presidir la Generalitat ha estado en el centro del huracán por rechazar hacerse una PCR o un test de antígenos para asegurarse de que estaba libre de contagio por coronavirus antes del debate celebrado en TV3. Fue él único de los participantes que no lo hizo o que no aportó una reciente con resultado negativo y eso desató especulaciones, rumores y conjeturas sobre lo que estaría escondiendo.

Salvador Illa no quiso hacerse una PCR o test de antígenos ante del debate electoral en TV3 y eso desató todo tipo de conjeturas. (Foto: Alberto Paredes/Europa Press via Getty Images)
Salvador Illa no quiso hacerse una PCR o test de antígenos ante del debate electoral en TV3 y eso desató todo tipo de conjeturas. (Foto: Alberto Paredes/Europa Press via Getty Images)

Un artículo publicado por Libertad Digital bajo el titular Las incógnitas tras la sospechosa negativa de Illa a hacerse un test recogía todas esas especulaciones surgidas tras la negativa de Illa. Mencionan en el texto la posibilidad de que el que fuera Ministro de Sanidad hasta hace solo unas semanas no crea que funcione como estrategia de cribado. También se dijo que quizá hubiese estado en contacto con un positivo y temiese que la prueba saliese positiva dejándole fuera del debate, como insinuó el candidato del PP, Alejandro Fernández. O, incluso, que era posible que el candidato socialista hubiese recibido la vacuna del coronavirus y estuviese inmunizado. Pablo Casado, recoge El Plural, lo insinuó en una entrevista con Ana Rosa Quintana.

Una serie de conjeturas que convirtieron durante toda la semana a Illa en objeto de críticas y también de algún bulo. Categoría en la que entraría un documento que ha estado circulando en redes sociales con una supuesta PCR positiva de Salvador Illa. La polémica creció tanto que hasta el Ministerio de Sanidad tuvo que salir al paso para emitir un comunicado oficial tras una petición de transparencia solicitada desde eldiario.es en el que aseguraba que el candidato a las elecciones catalanas no había recibido dosis alguna de la vacuna.

En el último debate entre los aspirantes a ocupar la Generalitat, el de La Sexta celebrado este jueves, el propio Illa intentó aclarar de nuevo y explicar los motivos por los que se negó a pasar una PCR o un test de antígenos para el encuentro anterior en la televisión catalana. Su argumento se resumen en que quería ser “coherente”, aunque se extendió mucho más.

"He estado muchos meses pidiéndole a los españoles que se siguieran los protocolos que dictamos las autoridades sanitarias. Establecen que las PCR o las pruebas de antígenos se tienen que hacer en los supuestos de que alguien tenga síntomas, y no los tengo, o haya sido contacto estrecho de un positivo, y no lo he sido”, intentó aclarar.

Además, como respuesta a la petición de la candidata de Junts Per Cat, Laura Borràs, de que se marchase del plató si no se ponía la mascarilla, contestó que “si hasta ahora estábamos en el 'todos contra Illa' ahora estamos en el 'contra Illa vale todo', incluso la calumnia”.

Habló también ante las cámaras de La Sexta de la teoría de que se había vacunado. “Claro que no me he vacunado. Hoy he autorizado que se hagan públicos mis datos personales [en referencia al mencionado documento de Sanidad] y en el registro de COVID-19 no consta que yo he me haya vacunado”, sentenció.

Unos días antes, en una entrevista en TV3 recogida por La Vanguardia, le preguntaron si no existió la posibilidad de hacerse la prueba por una cuestión de imagen. Haberlo hecho quizá hubiese acabado con la polémica y las especulaciones. A aquello respondió que no cree “que nos tengamos que mover por cuestiones de imagen, sino que creo que nos tenemos que mover por lo que se tiene que hacer” y que su responsabilidad, como político, es “predicar con el ejemplo”. También añadió que estas no son pruebas que sobren. “Justamente por una cuestión de imagen rechazo hacerme este tipo de pruebas”, terminó.

EN VÍDEO | El Govern y la Junta Electoral se endosan la responsabilidad de las mesas del 14F