El Salvador: se cumplen 30 años de los Acuerdos de Paz sin celebraciones y con marchas anti Gobierno

·4 min de lectura

Un nuevo aniversario del hito fundamental de la democracia en el país centroamericano llega en un momento de disconformidad social y con críticas a la Administración de Nayib Bukele, un detractor de este acontecimiento, al cual calificó como una “farsa”. Las reformas institucionales, legales y la sumisión del Ejército la elevan como un patrimonio invaluable para la política salvadoreña, históricamente marcada por sus enfrentamientos armados.

En la historia de El Salvador puede marcarse como un punto de quiebre la firma de los Acuerdos de la Paz de 1992, los cuales hoy cumplen 30 años desde que fueron rubricados en México. Este tratado le puso el fin a una sangrienta guerra civil (1980-1992) en un país que previo y durante ese tiempo estuvo sometido a una dictadura militar sostenida en fraudes electorales y golpes de Estado.

Según relata David Morales –ex procurador de Derechos Humanos-, El Salvador entró en una etapa “inédita en la historia del siglo XX”. “El país venía de regímenes represivos en extremo, un genocidio en los años 30 y la explosión de un conflicto armado”, enumeró.

Durante los 12 años de guerra civil sucedieron gobiernos contrainsurgentes, reformas compuestas de sangre y fuego, desapariciones forzadas y masacres. El saldo final arrojó 75 mil muertos y una cifra de desaparecidos que oscila entre los ocho mil y los diez mil.

En ese lapso se enfrentó el Ejército nacional, apoyado y financiado por Estados Unidos, y la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), el cual ahora mutó en un partido de izquierda opositor al Gobierno actual. La participación democrática del FMLN gracias al tratado fue una de las herramientas para desmontar los conflictos bélicos. Participa en comicios desde 1994 y gobernó la nación entre 2009 y 2019.

“Desde la firma de los Acuerdos de Paz, los procesos electorales han tenido estándares de limpieza suficientes para ser considerados legítimas”, detalla Morales, quien también es abogado de los sobrevivientes de la masacre de El Mozote, donde el Ejército ejecutó a mil civiles desarmados en 1981.

Morales subraya que los Acuerdos de Paz “generaron un legado para posibilitar la democratización”. Dentro de los efectos más importantes que tuvo figura las reformas militares que implicó aminorar la cantidad de tropas y, sobre todo, su exclusión dentro de las labores de seguridad ciudadana y su sumisión a la autoridad civil. Se terminaron con estructuras paramilitares y de represión.

Con el final de la guerra, se disolvieron cuerpos policiales de índole militar y se fundó la Policía Nacional Civil (PNC). Empero, progresivamente este último punto se vio vulnerado con el correr de la posguerra y los soldados del Ejército paulatinamente empezaron a patrullar las calles hasta tener una presencia casi total.

Nayib Bukele, el presidente detractor del Acuerdo de Paz

A pesar de la importancia histórica de los documentos que cumplen 30 años de vigencia, El Salvador hoy por hoy cuenta con un jefe de Estado que pone en discusión su real relevancia y que los ha tildado de ser “una farsa”. “Fue una farsa, una negociación entre dos cúpulas, pero ¿qué beneficios le trajo a los Acuerdos de Paz al pueblo salvadoreño? Fueron firmados en 1992 ¿y qué ganamos?”, manifestó Bukele en 2020 y, desde ese entonces, no volvió a referirse al tema.

Al referirse a “dos cúpulas” lo hace con la finalidad de denostar a las partes involucradas, que fueron el FMLN y el Gobierno de la época, compuesto por la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), dos frentes actualmente opositores.

Para el 30° aniversario que se cumple este domingo no se programaron actos oficiales por parte del Ejecutivo ni la Asamblea Legislativa. Incluso, el pasado martes, el Congreso que cuenta con mayoría de diputados oficialistas aprobaron un decreto para declarar el 16 de enero como el Día Nacional de las Víctimas del Conflicto Armado. En esa sesión, derogaron la conmemoración por los Acuerdos de Paz.

Protestas contra el Gobierno

Para este domingo, a través de las redes sociales, se realizó una convocatoria para manifestarse en oposición a la Administración de Bukele a razón de su destrato con el 30° aniversario de los Acuerdos de Paz.

Esta es la quinta oportunidad donde se produce en protesta del Gobierno actual desde el 7 de septiembre último, donde centenares de ciudadanos salieron a la calle en repudio a la ley que habilitó el uso de la criptomoneda Bitcoin como método de pago.

Se estima que participarán de esta movilización diferentes organizaciones sociales, de veteranos de guerra y exguerrilleros, organismos de feministas y colectivos de la comunidad LGTBI.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente