La salud capilar condiciona el estado anímico de la mayor parte de la población

(Photo: EL HUFFPOST)
(Photo: EL HUFFPOST)

La salud capilar condiciona el estado anímico del 82% de las personas, debido principalmente al efecto que tiene sobre su estado físico y, consecuentemente, sobre su autoestima y autopercepción. Por ello, con el objetivo de recuperar la mejor versión de sí misma, especialmente tras este año de pandemia, mucha gente emplea las soluciones y servicios de Svenson como, por ejemplo, el injerto capilar y otros tratamientos.

El teléfono del Pelazo

En los últimos meses, debido a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, muchas personas han visto cómo su salud capilar se deterioraba progresivamente. El estrés y la ansiedad son dos factores de riesgo de la alopecia, por lo que el contexto actual ha aumentado la incidencia de los problemas capilares. Además, algunas de las personas que han pasado la Covid-19 han perdido parte de su cabello a consecuencia de la enfermedad.

Generalmente, los hombres identifican los primeros síntomas de la alopecia al mirarse al espejo, mientras que las mujeres suelen identificarlos con el cepillado. Según la Dra. Emma Iglesias, directora médico de Svenson, algunos de los signos de alarma pueden ser, además de los señalados anteriormente, encontrar cabellos en la almohada al levantarse, el exceso de caspa o grasa o las molestias en el cuero cabelludo. Según la Dra. Iglesias, una vez identificados los primeros síntomas, es fundamental adoptar medidas para evitar la pérdida del cabello.

Por esta razón, Svenson ha lanzado una nueva campaña digital bajo el nombre “El teléfono del Pelazo”. La campaña cuenta con cinco piezas audiovisuales, que trasladan situaciones cotidianas que las personas pueden vivir en su día a día, referidas a su imagen y salud capilar. De este modo, se pretende atajar los problemas capilares de la población y facilitar un rápido contacto con los especialistas.

Efectos en el estado anímico

Según un estudio realizado por Svenson, el 30% de la población manifiesta temor a sufrir alopecia y el 80% de las personas consideran que el cabello es una parte fundamental de su imagen. Por ello, no extrañan las consecuencias de la alopecia en el estado anímico de las personas.

Aunque existen diferentes tipos de alopecia, hay una serie de factores que propician la caída del cabello. En este sentido, una mala alimentación, las épocas de estrés y causas genéticas suelen ser las más habituales. Además, en el caso de las mujeres, los cambios hormonales como los que se producen durante el embarazo o la menopausia pueden provocar la reducción o pérdida del cabello.

No obstante, actualmente existen una serie de tratamientos capilares que, como los que ofrece Svenson, ayudan a combatir la alopecia. Así, además de los injertos capilares, Svenson también cuenta con una serie de terapias como la bioestimulación capilar y la mesoterapia capilar.

Ambas terapias están orientadas a la revitalización del cabello. La primera de ellas, la bioestimulación capilar consiste en una serie de autotransfusiones de fracciones de la sangre del propio paciente, con el objetivo de prevenir o ralentizar el proceso degenerativo de los folículos. La segunda de ellas, la mesoterapia capilar, aplica principios activos directamente en el cuero cabelludo para permitir su crecimiento de la raíz.

Los especialistas en salud capilar recomiendan los tratamientos más adecuados para cada caso, por lo que al adoptar medidas de prevención tanto la salud capilar como el estado anímico mejorarán considerablemente.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente