El debut de Salma Hayek en las telenovelas (antes de 'Teresa') que muchos no recuerdan

·4 min de lectura

Prácticamente todo el mundo sabe que Salma Hayek saltó a la fama internacional al ser lanzada como protagonista de 'Teresa', una producción de Lucy Orozco sobre el famoso personaje creado por Mimí Bechelani, una joven altanera, ambiciosa y sin escrúpulos (algo que, por cierto, muchos todavía asocian como aspectos de su personalidad real).

Sin embargo, antes de este momento clave en su vida, que llevó a la veracruzana a iniciar su camino hacia Hollywood — donde ya es obviamente la actriz mexicana más reconocida —, tuvo su debut al lado de Daniela Castro, Raúl Araiza y Héctor Suárez Gomís en una telenovela llamada 'Nuevo Amanecer', que fue el escaparate para que la joven de ascendencia libanesa diera muestra de ser la personalidad en la que se convertiría.

'Nuevo Amanecer' era una telenovela producida por Ernesto Alonso y escrita por la célebre Fernanda Villeli —pionera en el mundo de la telenovela, y creadora de grandes éxitos como 'El Maleficio' — que estaba basada en un guión para cine que ella había escrito en 1970 llamado 'El deseo en otoño', película que fuera protagonizada por Maricruz Olivier y el recién fallecido Guillermo Murray.

Aunque la película y la telenovela comparten básicamente la misma trama — una mujer madura que da clases en un bachillerato privado recibe una inesperada fortuna de la madre que la torturó emocionalmente toda la vida, se muda a vivir con su mejor amiga y luego conoce a un hombre que la pretende, pero ella sospecha que puede ser un truhán — hay también muchas diferencias; se omiten todas las referencias al lesbianismo reprimido, al crimen y al tono más tenebroso de la trama, y se crearon nuevos personajes para crear una línea romántica entre los alumnos de la escuela, además de cambiarse drásticamente el final.

La protagonista de la telenovela era Jacqueline Andere, distinguida dama de la actuación que estaba al borde de cumplir 50 años de edad en ese momento, y esta sería su penúltima aparición protagónica (los tiempos estaban cambiando), mientras que su galán era Pedro Armendáriz Jr. y la antagonista era la eximia Blanca Guerra, como la amiga que en secreto sentía tremendos celos y buscaba sabotear anónimamente la relación de su amiga y compañera de casa.

Salma, que había ingresado apenas un año antes al CEA de Televisa, audicionó y obtuvo el papel de la villana juvenil Fabiola, quien, mal aconsejada por su novio Paco (Suárez Gomís) iniciaba una campaña de anónimos para alterar los nervios de la maestra Laura (Andere) ya que la detesta por disciplinarla y por creer que es la culpable del divorcio de su padre, el director de la escuela (Manuel Ojeda) que siempre ha estado enamorado de la profesora.

El personaje, que data del guión original de la película (donde la interpretó una muy joven Silvia Mariscal) le vino a Salma como anillo al dedo, dándole la ocasión de demostrar una versatilidad poco común en actrices de su edad (solo tenía 22 años) y en el arco de su personaje, que pasaba por varios matices hasta redimirse —curiosamente algo que no le ocurrió al hacer 'Teresa'.

Fue precisamente en esa época que Salma conoció y se relacionó con el (hoy polémico) ejecutivo de Televisa Victor Hugo O'Farrill, con quien tuvo su primera relación sentimental notable.

O'Farrill anteriormente había sostenido romances fugaces o formales con otras actrices de la empresa como Lucía Méndez (aunque esto puede ponerse en duda, ya que según la actriz, todo el mundo estuvo enamorado de ella) y Érika Buenfil, con quien recién había roto una relación, ya que la actriz se había enamorado de Omar Fierro, su compañero en 'Amor en silencio' (esta, cuenta la leyenda, fue la razón por la que la Buenfil no volvió a protagonizar una telenovela hasta 'Vida Robada' en 1991), con quien tuvo un muy fugaz noviazgo, puesto que Fierro la cambió por, ni más ni menos, que Verónica Castro.

O'Farrill comenzó a cortejar a Salma al verla en 'Nuevo amanecer' — que duró solamente 75 capítulos, aunque Daniela Castro y ella llamaron la atención de los espectadores — y fue quien la presentó con Lucy Orozco, a quien acababan de asignarle la nueva versión de 'Teresa' y estaba buscando una actriz joven que pudiera tener impacto personal en pantalla, cosa que no era fácil. La actriz juvenil más importante del momento era Adela Noriega, y ella no tenía la capacidad para interpretar a un personaje como Teresa, así que el buen ojo de O'Farrill sirvió para que Salma pudiera destacar de inmediato.

Al terminar las grabaciones de 'Teresa', Salma se mudó a estudiar a Los Ángeles y su relación con O'Farrill terminó definitivamente cuando ella le anunció que no tenía intención de volver a Televisa ni de volver a actuar en ninguna telenovela —únicamente regresó en dos ocasiones, para hacer cameos en telenovelas de Ernesto Alonso y Lucy Orozco, precisamente: 'El vuelo del águila' y 'Gente bien'— y que su futuro estaba en Hollywood.

Eventualmente, O'Farrill fue retirado de Televisa y Salma se convirtió en la estrella que ahora es, pero en los sets de Televisa San Ángel aún se recuerda a la muchacha que llegó a hacer un pequeño papel en una telenovela de Jacqueline Andere, y salió con una carrera rutilante.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Salma Hayek se propuso morir en casa cuando sus síntomas del coronavirus empeoraron