Sale de prisión ultraderechista español condenado por atentado en 1977

·2 min de lectura
El ultraderechista español Carlos García Juliá en el aeropuerto internacional de Gaurulhos en Sao Paulo, Brasil, antes de ser extraditado a España, el 6 de febrero de 2020

Sale de prisión ultraderechista español condenado por atentado en 1977

El ultraderechista español Carlos García Juliá en el aeropuerto internacional de Gaurulhos en Sao Paulo, Brasil, antes de ser extraditado a España, el 6 de febrero de 2020

El ultraderechista español Carlos García Juliá, uno de los autores de un atentado en Madrid en 1977 y que fuera extraditado en febrero desde Brasil, fue excarcelado este jueves tras acortarse su pena, informaron las Instituciones Penitenciarias.

García Juliá "salió de la cárcel" madrileña de Soto del Real "pasadas las 09h00", indicó a la AFP una portavoz de la institución a cargo de las prisiones en España.

El ultraderechista fue condenado en 1980 a 193 años de cárcel por matar a tiros, junto a otros dos militantes de extrema derecha, a tres abogados, un estudiante de Derecho y un empleado en un bufete, en lo que es conocido en España como la matanza de Atocha, por la calle madrileña donde ocurrieron los hechos en enero de 1977.

El ataque conmocionó a una España que se encontraba en plena transición hacia la democracia, tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975.

En 1991, García Juliá recibió la libertad condicional y el permiso para aceptar un trabajo en Paraguay, pero una vez en ese país huyó.

En 1996 fue detenido en Bolivia, juzgado por tráfico de estupefacientes y condenado a seis años de cárcel. Pero se volvió a fugar, aprovechando un permiso penitenciario, y estuvo desaparecido más de 20 años hasta su detención en diciembre de 2018 en Sao Paulo, Brasil, donde se ganaba la vida como conductor de Uber con una identidad falsa.

García Juliá fue extraditado a España en febrero pasado e ingresó en prisión para completar su condena, pero la justicia española tomó en consideración beneficios penitenciarios y acortó la pena, por lo que fue excarcelado este jueves.

La Fundación Abogados de Atocha, que representa a víctimas y sus familiares, criticó la salida anticipada de García Juliá cuando le quedaban por cumplir doce años de condena y recurrió la decisión ante la justicia, que todavía debe pronunciarse al respecto.

du/CHZ/mar