Sale a la luz qué pasó dentro del avión en Mallorca: caos, intimidación y empujones a los tripulantes

·2 min de lectura
Avión esperando en la pista de despegue. (Photo: Jaromir Chalabala / EyeEm via Getty Images)
Avión esperando en la pista de despegue. (Photo: Jaromir Chalabala / EyeEm via Getty Images)

Salen a la luz nuevos datos de lo que sucedió el pasado viernes en el aeropuerto de Palma de Mallorca, donde se escaparon presuntamente 24 pasajeros de un avión procedente de Casablanca (Marruecos). La última información tiene que ver con lo que sucedió dentro de la aeronave y que los miembros de la tripulación han calificado de “caos”.

Según sus declaraciones recogidas en el auto judicial, el grupo de pasajeros que quería boicotear el vuelo, empujaron e increparon a los empleados para poder bajar la aeronave y emprender su huida.

En su resolución, la magistrada del Juzgado de Instrucción VI de Palma recoge que la tripulación no quiso cerrar las puertas del avión, pese a las recomendaciones de los responsables de coordinación, por temor a ser agredidos por los pasajeros que participaron en el motín, tal como relató el coordinador de vuelo.

El comandante de la aeronave destacó el “caos” y la “agresividad” vivida en el avión, tanto que los miembros de la tripulación sufrieron empujones y una de las azafatas tuvo que ser asistida por las lesiones causadas.

Pese a las órdenes del comandante de permanecer tranquilos a la espera de la toma de decisiones, hubo “una desobediencia clara” por parte de algunos de los pasajeros y que se produjeron agresiones a la tripulación, recoge la jueza.

Apunta que los detenidos tenían una finalidad “clara”, que era infringir la ley de extranjería, entrar en España de manera irregular e, “inevitablemente”, afectar el orden público, “al ser impensable que no fueran conscientes de las graves consecuencias que podía acarrear su comportamiento”.

El auto detalla que el “coma diabético” comunicado desde el avión a la torre de control del aeropuerto había sido confirmado por un doctor que viajaba en el avión y que no era ninguno de los pasajeros que posteriormente se dieron a la fuga.

También indica que un pasajero trató de forzar una puerta de emergencia y, aunque no lo consiguió, la dejó inutilizada.

En el auto se detalla además que tras este episodio la aeronave, un Airbus 320 de Air Arabia Maroc, volvió poco después de las 1.00 horas al aeropuerto de Casablanca. “10 personas rechazaron continuar el vuelo, 13 fueron alojadas en un hotel y 102 continuaron en el avión con retorno al aeropuerto de salida”, indica.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente