El salario bruto anual subió en España un 6,2% en 2021

·2 min de lectura
Un trabajador de la industria metalera gallega (Photo: Xurxo Lobato via Getty Images)
Un trabajador de la industria metalera gallega (Photo: Xurxo Lobato via Getty Images)

Un trabajador de la industria metalera gallega (Photo: Xurxo Lobato via Getty Images)

Con la pandemia todavía causando estragos, el salario bruto de los españoles pegó un estirón del 6,2% y alcanzó los 24.248,78 euros en 2021, según los resultados de la Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL), publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pero conviene contener la alegría y leer la letra pequeña. El INE ha explicado también que los datos de 2021 “están distorsionados” por las medidas de apoyo a los trabajadores y las empresas que siguieron vigentes a lo largo del año pasado, tras la pandemia, aunque con menos incidencia que en 2020.

Por lo tanto, los trabajadores acogidos a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) siguieron perteneciendo a la plantilla de sus empresas, pero no fueron remunerados con salarios, sino con prestaciones aportadas directamente por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y, en algunos casos, complementadas por las propias empresas.

Ajustando estas variables, el INE señala que el incremento es del 3,4% si se comparan los datos de 2019 (antes de la pandemia) y 2021.

Contratar un trabajadores cuesta 32.906 euros, un 5,6% más

Y es así al sumar los costes salariales (los 24.248,78 euros pagados al empleado), con los costes no salariales (Las cotizaciones a la Seguridad Social), que fueron 7.711,98 euros por trabajador. En total, estos costes conforman el 97,1% de los costes por trabajador.

¿Y adónde va el 2,9% que falta? Pues son los 478,84 euros anuales que se destinan a beneficios sociales (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social y gastos de carácter social), 205,65 euros correspondieron a indemnizaciones por despido, 199,87 euros fueron para otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, pequeño utillaje y ropa de trabajo, transporte hasta el lugar de trabajo o selección de personal), 153,45 euros correspondieron a indemnizaciones por despido y 60,51 euros a formación profesional.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Más información

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente