Sainz y Cruz entran en la leyenda del Dakar

Sergio Lillo
First-placed for the auto category JCW X-RAID Mini Team Spain's driver Carlos Sainz (C), celebrates as he is congratulated by second-placed Toyota's team Qatar's driver Nasser Al-Attiyah (R) and by third-placed JCW X-RAID Mini Team France's Stephane Peterhansel on the finish area in Qiddiya at the end of the stage 12 of the Dakar 2020 between Haradh and Qiddiya, Saudi Arabia, on January 17, 2020. (Photo by FRANCK FIFE / AFP) (Photo by FRANCK FIFE/AFP via Getty Images)

Qiddiyah (Arabia Saudi).- Demostrando que el tiempo no pasa por él, que está tan en forma como siempre y que los 57 parecen ser los nuevos 30, Carlos Sainz ha vuelto a hacer realidad algo que parecía imposible hace dos años. El bicampeón del mundo de rallies se ha asegurado su tercer Dakar este viernes camino de Qiddiyah, elevando el récord del piloto más mayor en ganar el Touareg.

A su derecha, Lucas Cruz sumó también su tercera victoria y volvió a demostrar su habilidad para abrir pista, leer el roadbook aún cuando lo entregaron minutos antes de salir y gestionar una carrera de máxima complejidad como esta. 

A pesar de que encararon los tres últimos días con solo 24 segundos de ventaja sobre el príncipe del desierto, Nasser Al Attiyah, los españoles tiraron de la calma y la frialdad que les caracteriza para endosar casi 18 minutos al Qatari de Toyota en la siguiente jornada y conseguir un colchón con el que respirar algo más tranquilos. 

En la penúltima etapa limitaron daños, después de tener que abrir pista entre las dunas más complicadas de esta primera edición Saudí del Dakar. Y este viernes afrontaron con calma los últimos 167 km cronometrados para dejarse solo 3:56 con Al Attiyah y 25 segundos con Peterhansel. 

Su tercer Dakar les coloca entre los grandes de la disciplina, entrando en el club de los que también ganaron tres Touareg en coches (Peterhansel, Vatanen, Metge, Lartigue y Al Attiyah).

Ambos han conseguido ganar con tres marcas diferentes, desarrollando todos y cada uno de los coches con los que han competido y llevándolos a la excelencia. Sainz ha marcado la diferencia desde que llegó hace 13 años, es el tercero que más etapas ha ganado y ahora entra junto a Cruz en el Olimpo del Dakar.