Sacan a calle el arte para celebrar 80 años de Escuela hondureña Bellas Artes

1 / 3
Un acuarelista hondureño participa en una muestra de arte, este sábado, junto a asociaciones culturales en la segunda edición de "Cultura en Calle", en Comayagüela (Honduras). EFE/ Gustavo Amador

Tegucigalpa, 8 feb (EFE).- Asociaciones culturales celebran este sábado en Honduras la segunda edición de "Cultura en Calle", unas jornadas al aire libre que buscan difundir el arte y la cultura, y conmemorar además este año el 80 aniversario de fundación de la Escuela Nacional de Bellas Artes.

Vecinos y visitantes de zonas aledañas a Comayagüela, ciudad gemela de Tegucigalpa, que conforman el Distrito Central, disfrutan hoy de una amplia oferta cultural que abarca diversas disciplinas: artes plásticas y visuales, escénicas, música, artesanía y animación infantil.

"Comayagüela es un buen lugar para encontrar un poco más de historia", dijo a Efe Miguel Contreras, de la Asociación de Alta Cultura.

"Cultura en Calle" también desarrolla una surtida programación artística y gastronómica en Comayagüela, donde los hondureños pueden además hacer un recorrido por la iglesia Inmaculada Concepción, fundada en 1796, o por el Centro de Arte y Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, añadió.

"Esto es una fiesta cultural de 12 horas de actividad", subrayó Contreras, quien dijo que la actividad coincide con la celebración de los 80 años de fundación de la Escuela Nacional de Bellas Artes, fundada en 1940, que ha formado a miles de artistas que hoy exhiben sus obras.

Como parte de las actividades, los hondureños pueden recorrer el Cementerio General de Tegucigalpa, sin cupo para más muertos, donde descansan reconocidas figuras como expresidentes de la República y otras que tuvieron protagonismo en la vida del país en el siglo pasado.

"Son propuestas de jóvenes que están haciendo música inédita y debemos involucrarlos en estas actividades culturales y artísticas", indicó Contreras.

Los niños pequeños como aquellos en una edad preadolescente pueden disfrutar además obras de la Compañía Municipal de Teatro, juegos tradicionales o aprender con estudiantes de Bellas Artes a moldear barro y pintar.

"Tratamos que estos espacios y la cultura se retomen, no todo es malo en Honduras, tenemos grandes bandas, grandes artistas, pintores, escultores y este es el momento para exponerlos", enfatizó.

Además de la exposiciones y recorridos por sitios culturales, los alrededores de la Escuela Nacional de Bellas Artes son el escenario de varios conciertos y shows de danza y baile folclórico, así como de la degustación de cafés y cerveza artesanal.

El jefe de Pintura de la Escuela de Bellas Artes, Gabriel Zaldívar, dijo a Efe que el festival es dedicado a destacar los 80 años de la institución formando artistas.

Enfatizó que Bellas Artes fue fundada en 1940 con el objetivo de "promocionar y desarrollar el arte y la cultura" y 80 años después "seguimos cumpliendo" con ese mandato.

Bellas Artes tiene la responsabilidad de "brindarle al país los artistas que dan la cara por nosotros", subrayó Zaldívar, quien señaló que la institución forma pintores, escultores, así como expertos en cerámica, dibujo y artes visuales, entre otros.

Los artistas graduados en la Escuela de Bellas Artes "aportan a este país con su trabajo y creatividad", destacó Zaldívar, quien agradeció a la Alcaldía de Tegucigalpa y asociaciones culturales por homenajear a la institución con el festival.

La Escuela tiene "carácter único a nivel mundial, no existen escuelas de este tipo que a nivel medio desarrollen arte, nosotros lo hacemos para fortalecer la juventud" y que tengan "formas de expresarse, tener ideas nuevas y buscar caminos diferentes a la violencia", subrayó.

La Escuela Nacional de Bellas Artes, a la que Zaldívar definió como una institución de "creatividad", gradúa al año alrededor de medio centenar de artistas y cuenta con más de 600 alumnos entre sus programas regulares y alternativos.