¿Sabes revelar?: Kodak necesita contratar empleados tras el auge de las cámaras analógicas

Imagen de uno de los establecimientos de la empresa Kodak.
Imagen de uno de los establecimientos de la empresa Kodak.

Imagen de uno de los establecimientos de la empresa Kodak.

Otra prueba de que no es buena idea dar por totalmente muerto lo que pueda llevar la etiqueta vintage. La histórica empresa de fotografía Kodak ha sorprendido con una publicación en Twitter en la que realiza una convocatoria de trabajo para ampliar su plantilla. No obstante, lo verdaderamente sorprendente es la tarea que desarrollarán los profesionales. Revelar carretes de película de 35 milímetros.

Si no entiendes qué es eso del carrete o te suena a algo de otro siglo no es culpa tuya, la irrupción de la fotografía digital y su veloz desarrollo habían reducido las cámaras analógicas a reducidos ámbitos, como la fotografía profesional, la enseñanza universitaria y formación profesional o los nostálgicos de las cámaras desechables. La integración de las cámaras en los smartphones le dio la puntilla definitiva.

Con todo, si sabes revelar carretes y no tienes trabajo, esto te interesa mucho.

Ni 300 contratados son suficientes para Kodak

Según ha publicado El Paísen un reportaje, en los últimos 18 meses Kodak ha contratado a unos tres centenares de trabajadores para cumplir con la creciente demanda de revelado de carretes. “Nuestros distribuidores no paran decirnos que los carretes de 35 mm desaparecen de sus estantes”, explicó a Petapixel Nagraj Bokinkere, responsable de la división de la fotografía convencional en Kodak.

La realidad, según recoge el diario, es que Kodak ha pasado de un único turno de lunes a viernes dedicado a este producto, a multiplicar por tres los turnos trabajando las veinticuatro horas al día. Fines de semana incluidos. ¿Por qué? La respuesta se encuentra en las propias características de una foto analógica.

“Que la industria vuelva a poner la fotografía analógica en el punto de mira ha sido siempre nuestro objetivo, y no solo a nivel profesional, sino que realmente creemos que es un medio que aporta mucho a la comunidad creativa y tiene una razón de existir muy importante”, señala Albert Roig, fundador del laboratorio de revelado analógico Carmencita Film Lab, a El País.

En términos similares se ha pronunciado el fotógrafo Iker Morán, quien sostiene que se debe al valor del “formato físico, la estética imperfecta frente a los megapíxeles”, aludiendo a esas personas que se han cansado de la perfección de las imágenes que captan los teléfonos inteligentes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR