Los políticos que han cruzado las ‘puertas giratorias’ de las empresas este año

El fenómeno de las puertas giratorias en España es caso de estudio. Ante la avalancha de políticos que las han cruzado en los últimos años, 140 desde 2014 y 24 en el último año, Unidas Podemos registró el pasado mes de febrero una propuesta de ley para impedir estas prácticas tan comunes y que se tipificara como delito en los casos en los que los políticos hubieran tomado decisiones contaminadas por la empresa privada. Asimismo, propuso unas penas de prisión de hasta cinco años para los casos más graves.

El argumento de ese partido sobre las puertas giratorias es que puede existir un conflicto de intereses entre los propios políticos y las empresas si, tras su etapa en el gobierno, decide fichar por alguna de las corporaciones que se podrían haber visto beneficiadas por medidas gubernamentales decididas o gestadas por el político de turno antes de desembarcar en la firma privada. ¿Mérito profesional o recompensa por servicios prestados?

Artículo relacionado: Este es el impacto económico que la corrupción tiene en España

Soraya Sáenz de Santamaría Foto: Carlos Alvarez/Getty Images

Un caso muy sonado fue el fichaje de la exvicepresidenta del gobierno de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, por el despacho de abogados Cuatrecasas. El expresidente del despacho de abogados evitó la cárcel tras un pacto con la fiscalía durante el tiempo en que Saénz de Santamaría ostentó el cargo de número dos del Ejecutivo.

Pero no solo Sáenz de Santamaría se benefició de esa puerta giratoria. La exministra de trabajo, Fátima Báñez, quien promulgó la reforma laboral, es asesora de la CEOE, aunque su incorporación se ha hecho sin hacer apenas ruido. Del ejecutivo de Mariano Rajoy, más de un tercio de sus miembros están en la actualidad formando parte de algunas grandes empresas dentro del consejo directivo o asesorando.

El último fichaje ha sido el del exministro de justicia Rafael Catalá que se ha incorporado a Codere (CDR), en un momento en que las empresas de apuestas deportivas están en el punto de mira.

Por la parte socialista, la exministra Cristina Garmendia, que hasta ahora era consejera de Naturgy (NTGY), y ha fichado ahora por CaixaBank (CABK). También ha cruzado la línea el exministro de industria de Zapatero, Miguel Sebastián, que ocupa un cargo en el Consejo de Administración de Indra (IDR) desde el pasado mes de enero. Además, el exalcalde barcelonés Jordi Hereu, se ha incorporado a AENA tan solo un mes después de que lo hiciera Josep Andoni Durán y Lleida.

Excusas

Pero ¿qué ha pasado con el proyecto de ley? Pues que los partidos de la Cámara Baja no consideraron que fuera de vital importancia y por tanto no dio tiempo a su tramitación antes de las elecciones del 28 de abril. Después vinieron los más de 100 días de gobierno en funciones y ahora con este panorama incierto no se puede legislar.

El partido de Pablo Iglesias insiste en que volverá a registrar la propuesta de ley en la próxima legislatura, para evitar que las grandes empresas se dediquen a cazar políticos y que esta práctica condicione las leyes y las decisiones que tome este o cualquier otro gobierno. Un asunto de envergadura y al que hay que meterle mano cuanto antes.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias