Cinco cosas que hay que saber sobre la vacuna de AstraZeneca/Oxford

·3 min de lectura
Económica y fácil de almacenar. Éstas son algunas de las características de la esperada vacuna AstraZeneca/Oxford, aprobada este miércoles por la agencia británica del medicamento (MHRA)

La vacuna del covid-19 desarrollada por los británicos AstraZeneca/Oxford es barata y fácil de almacenar, pero en su corta historia ha acumulado controversias. Éstas son algunas de sus principales características:

- "Vector viral" -

Esta vacuna fue desarrollada por los investigadores de la universidad de Oxford en colaboración con el laboratorio británico AstraZeneca.

Es una vacuna "de vector viral": toma como base otro virus (un adenovirus de chimpancé) que fue debilitado y genéticamente modificado para impedir que el coronavirus se reproduzca en el organismo humano.

La forma en que introduce el material genético en las células, ordenándoles que ataquen al SARS-CoV-2, se ha calificado de "caballo de Troya".

- Práctica y asequible -

La vacuna de AstraZeneca/Oxford tiene la ventaja de ser barata (unos 2,5 euros o 3 dólares por dosis, con variaciones según los costes de producción locales). AstraZeneca se ha comprometido a venderla sin hacer beneficio.

También es fácil de almacenar: puede conservarse a la temperatura de un refrigerador, entre 2ºC y 8ºC, a diferencia de las vacunas de Moderna y Pfizer/BioNTech, que solo pueden almacenarse a largo plazo a temperaturas muy bajas (-20°C en el primer caso y -70°C en el segundo).

Esto facilita una vacunación a gran escala.

- Confusión sobre su eficacia -

Según el laboratorio británico, tiene una eficacia promedio del 70% (frente a más de 90% para Pfizer/BioNTech y Moderna), resultado validado por la revista científica The Lancet.

En los primeros resultados publicados, procedentes de ensayos clínicos previos a su aprobación, aparecían variaciones de eficacia, según dosis diferentes administradas por error, lo que sembró la duda y provocó críticas, llevando a la empresa a realizar estudios adicionales.

Su eficacia en personas mayores de 65 años también fue cuestionada en Europa por falta de datos, hasta que nueva información, extraída de las campañas de vacunación de los países más avanzados en este terreno, aportó tranquilidad al respecto.

Varios países, como Alemania e Italia, la han autorizado finalmente para este grupo de edad, con la esperanza de acelerar sus campañas de inmunización.

Un estudio realizado por las autoridades sanitarias de Inglaterra demostró una protección de entre el 60% y el 73% contra las formas sintomáticas de la enfermedad en personas mayores de 70 años, con una sola dosis.

- Preguntas sobre efectos secundarios -

En Francia, se detectaron síntomas gripales en el personal del servicio médico de varios hospitales que se aplicó la vacuna.

Este viernes, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) agregó alergias graves como la anafilaxia y la hipersensibilidad como efectos secundarios, indicando sin embargo que se trataba de un problema conocido que podía producirse.

Potencialmente más grave, la sospecha de una posible relación con coágulos sanguíneos en algunos pacientes llevó a Dinamarca, Islandia, Noruega, Bulgaria y Tailandia a suspender o postergar la utilización de la vacuna.

Pero la EMA subrayó que no existe ningún vínculo establecido con la vacuna.

Y AstraZeneca afirmó el viernes que "no hay pruebas de un riesgo agravado" de trombos debido a la administración de su vacuna, y que "el número identificado de este tipo de sucesos es significativamente menor en los vacunados de lo que cabría esperar entre la población general".

- Retrasos en las entregas -

El organismo regulador británico, MHRA, fue el primero en aprobar su utilización masiva. País más afectado de Europa por el covid-19, con 125.000 muertos, el Reino Unido ha encargado 100 millones de dosis de esta vacuna.

Los retrasos en las entregas a los países de la Unión Europea provocaron arduas quejas, ya que el laboratorio británico sí suministraba al Reino Unido las existencias prometidas.

Italia bloqueó recientemente la exportación de 250.000 dosis, alegando una "escasez persistente" y "retrasos en el suministro".

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtió que otros países podrían bloquear las exportaciones. Y afirmó que AstraZeneca había entregado "menos del 10%" de las dosis pedidas entre diciembre y marzo.

pau-acc/jz