Cinco cosas que hay que saber sobre Tutankamón y su fabuloso tesoro

© Wikimedia Creative Commons / Bjørn Christian Tørrissen

Hace 100 años exactamente, un 6 de noviembre de 1922, se abría la tumba del faraón egipcio Tutankamón, uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de todos los tiempos, pero que cien años después, dicha tumba sigue rodeada de misterio.

Con el centenario de la apertura de la tumba de Tutankamón, hay cinco cosas que hay que saber sobre sobre el "niño rey", sus enigmas y tesoros:

Un tesoro insospechado

En noviembre de 1922, después de seis temporadas de excavaciones infructuosas, el arqueólogo británico Howard Carter, su equipo egipcio y el rico mecenas Lord Carnarvon descubren una sepultura intacta en el Valle de los Reyes, cerca de Luxor en el Alto Egipto.

El tesoro funerario, repartido en las cinco habitaciones de la tumba, está intacto, con 4.500 objetos (muebles, joyas, estatuillas), muchos de ellos de oro macizo.

La tumba del joven faraón, que murió a los 19 años -aproximadamente en 1324 A.C.-, es el único mausoleo del antiguo Egipto que presenta un tesoro tan importante.

Las tumbas de faraones y de personajes importantes descubiertas hasta entonces habían sido saqueadas a lo largo de los milenios.

Ataúd de oro macizo

Entre los objetos descubiertos figura una cama de madera chapada en oro, adornada con una cabeza de león, un carro o incluso una daga con mango de oro, forjado a partir del hierro de meteoritos según los investigadores.

El espectacular sarcófago de cuarcita roja albergaba tres ataúdes encajados entre sí, el último -110 kg de oro macizo- contenía la momia de Tutankamón.

Un enigmático árbol genealógico

Las pruebas demostraron que el padre de Tutankamón era el faraón Akenatón, que reinó entre 1351 y 1334 A.C.


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
Champollion: cómo logró descifrar la escritura jeroglífica