Cómo saber si han robado tus datos personales y financieros en el hackeo a Orange

Ilustración del fallo de seguridad de la compañía. (Photo: SOPA Images via Getty Images)
Ilustración del fallo de seguridad de la compañía. (Photo: SOPA Images via Getty Images)

Ilustración del fallo de seguridad de la compañía. (Photo: SOPA Images via Getty Images)

Orange ha sufrido uno de los hackeos más graves de los últimos años que ha provocado el robo de información sensible y confidencial de parte de sus usuarios. En el ataque informático se ha filtrado información personal y contractual que puede ser utilizado con fines lucrativos.

La empresa ya se ha puesto toda la información al servicio de la Policía Nacional y del Instituto Nacional de Ciberseguridad. Pero si eres usuario de la compañía y quieres saber si tus datos han sido robados así puedes saberlo y protegerte.

¿Cómo ha sido el robo?

Según ha confirmado la compañía, uno de sus proveedores ha sufrido un incidente de seguridad y, por ello, ha quedado expuesta parte de la información sensible a la que tenía acceso para llevar a cabo la actividad de gestión de clientes para la que fue contratado.

La información robada corresponde a: información personal pudo quedar afectada: nombre, apellidos, dirección postal, teléfono, correo electrónico, número de Documento de Identidad, fecha de nacimiento, nacionalidad y el código IBAN de tu cuenta corriente.

La compañía ha aclarado que no se han visto comprometidos los datos relativos a las tarjetas de crédito o débito, a las contraseñas o a otras credenciales de acceso.

¿Cómo saber si tus datos se han filtrado?

La compañía se ha comunicado con todos los clientes afectados a través de SMS o de correo electrónico. Si a ti no te ha llegado nada, tus datos y tu privacidad continúa protegida.

En caso que sí, ¿cómo te va a afectar?

En el caso más leve, esto podría utilizarse para el envío de publicidad sin tu consentimiento. Sin embargo, el caso más grave supondrá la venta de información sensible a terceros, realizar una suplantación o estafa o incluso hasta robar dinero con la información obtenida de la cuenta corriente.

¿Qué hacer ahora?

Es recomendable que aumentes la precaución con correos electrónicos, mensajes o llamadas que no cuenten con una identificación clara del remitente, especialmente si solicitan información reservada como tarjetas de crédito o claves de acceso.

En caso de que hayan robado tu código IBAN, contacta con tu banco y explica lo sucedido para que tomen las medidas de seguridad oportunas.

Además, si tienes alguna duda adicional, la telefonía pone a disposición de los usuarios un teléfono de contacto para resolver dudas en el 900 901 564.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR