Lo que se sabe de la declaración del líder saharaui ante la justicia española

·3 min de lectura
El líder del independentista Frente Polisario saharaui, Brahim Ghali, el 27 de febrero de 2021 en Tinduf, Argelia

Detonante de una importante crisis entre Marruecos y España, el líder de los independentistas saharauis del Frente Polisario, Brahim Ghali, declarará el martes ante la justicia española por dos querellas contra él por "torturas" y "genocidio".

Su acogida en abril en España para ser tratado del covid-19 enfureció a Rabat, un socio clave en el control migratorio, como demostró al relajar la vigilancia fronteriza en el enclave español de Ceuta a mediados de mayo, facilitando la entrada de 10.000 migrantes.

Esto se sabe de la declaración del líder saharaui:

¿Quién es Brahim Ghali y qué es el Polisario?

Brahim Ghali dirige desde 2016 el Frente Polisario y es presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), autoproclamada en 1976. Según el Polisario, tiene 71 años.

El Polisario promueve la independencia del Sáhara Occidental, una antigua colonia española controlada en su mayor parte por Marruecos.

Territorio desértico de 266.000 km2 al norte de Mauritania, el Sáhara Occidental está considerado como "territorio no autónomo" por las Naciones Unidas a falta de una solución definitiva.

Apoyado por Argelia, el Polisario reclama un referéndum de autodeterminación previsto por la ONU pero constantemente aplazado desde la firma en 1991 de un alto el fuego entre Rabat y los independentistas saharauis tras 16 años de conflicto.

Marruecos propone una autonomía bajo su soberanía.

Después de 30 años de alto el fuego, ambas partes retomaron las hostilidades en noviembre.

¿Por qué está en España?

La hospitalización de Ghali en España, por complicaciones vinculadas al covid-19 según su entorno, se fraguó en secreto.

Pero la revista semanal francesa Jeune Afrique la sacó a la luz, siendo confirmada después por el Polisario y por el gobierno español, que subrayó "las razones estrictamente humanitarias" de su acogida y rechazó dar detalles sobre su estado de salud.

Según el diario español El País, que citó fuentes diplomáticas, el anciano líder llegó el 18 de abril "en peligro de muerte" en un avión medicalizado de la presidencia argelina y con un "pasaporte diplomático" antes de ser admitido en un hospital de Logroño (norte) con un nombre falso.

De acuerdo con este periódico, la operación fue autorizada "al más alto nivel" como un favor a Argel, principal proveedor de gas de España, pero enfureció a Rabat que pidió una "investigación transparente" sobre la acogida de Ghali, acusado de llegar "con documentos falsificados y una identidad robada".

El juez que interrogará al dirigente saharaui tuvo que enviar policías a Logroño para comprobar la identidad de Ghali e informarle de su cita.

¿De qué está acusado?

Ahora "fuera de peligro", según su entorno, Ghali declarará el martes desde el hospital por videoconferencia sobre dos investigaciones.

Una nace de una querella por "torturas", supuestamente cometidas en los campos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia), de Fadel Breika, disidente del Polisario con nacionalidad española.

La segunda es una denuncia contra Ghali y otros líderes saharauis por "genocidio", "asesinato", "terrorismo", "torturas" o "desapariciones" interpuesta por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH), con sede en España.

Estimando que no había "indicios claros de su participación" en los delitos descritos por la querella, el juez decidió no tomar medidas cautelares contra Ghali, como la confiscación de su pasaporte, según un documento judicial consultado por la AFP.

¿Cuál es el vínculo con la crisis de Ceuta?

En represalia a la acogida de Brahim Ghali, Rabat relajó los controles en la frontera con el enclave español de Ceuta, provocando la entrada de casi 10.000 migrantes en dos días, según las autoridades locales.

"El verdadero origen de la crisis es la acogida por Madrid bajo una falsa identidad del jefe separatista de las milicias del Polisario", dijo el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita.

El gobierno español denunció un "chantaje" y convocó a la embajadora marroquí en España, seguidamente llamada a consultas por su país, donde se quedará "mientras dure la crisis", según Bourita.

bur-sof-mig/mg/es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente